Padres de los 43 seguirán en Chiapas hasta que se recupere el normalista herido por policías

Los normalistas y padres fueron desalojados con gases lacrimógenos Foto: Especial Los normalistas y padres fueron desalojados con gases lacrimógenos Foto: Especial

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Los padres de familia de la Caravana Sur que buscan a sus 43 hijos desaparecidos en Iguala, Guerrero, anunciaron que no se irán de Chiapas hasta que evolucione favorablemente el normalista de 18 años que resultó herido por un proyectil que lanzó la policía estatal durante una movilización en esta ciudad, el pasado fin de semana.

El viaje que se tenía previsto fuera de dos días, se prolongó tras el incidente en el que Juan Antonio Flores Bernal y otros estudiantes fueron lesionados por los uniformados chiapanecos.

“Nos quedamos estacionado en Chiapas”, dijo Vidulfo Rosales, y precisó que ese no era el plan que tenían. El domingo 16 y el lunes 17, agregó, los gastos médicos por los heridos hospitalizados los cubrió el gobierno de Guerrero. Sin embargo, del martes 18 a la fecha, tras la presión del gobierno federal, los gastos los cubre el gobierno de Chiapas.

De acuerdo con Rosales, los padres Juan Antonio Flores Bernal, normalista de Ayotzinapa, viajaron desde una comunidad marginada del estado de Puebla para estar cerca de su hijo, quien continúa internado en el Sanatorio Rojas, uno de los mejores hospitales privados de la capital del estado.

Juan Antonio, de 18 años, cursa el primer año en la escuela normal y vino a Chiapas en la comisión de padres de familia que buscan a los 43 estudiantes desaparecidos.

El impacto que recibió fue de un cartucho de gas lacrimógeno que se lanzó a corta distancia y le pegó en la parte izquierda de la cabeza, arriba de la oreja. Le rompió el cráneo e hizo que los pequeños huesos se le incrustaran en el cerebro.

La cirugía fue un éxito, pero el joven sigue en coma inducido y cada vez se le suministra menos sedante para que evolucione poco a poco.

Vidulfo Rosales dijo que las investigaciones no sólo deben quedar al nivel de los elementos policiacos, porque ellos no actuaron por su propia cuenta, sino que recibieron órdenes, y esas órdenes sólo pudieron venir de mandos superiores.

“Para mí lo más importante es que la Fiscalía ya actué. Ya efectué los primeros ejercicios de la acción penal contra los policías, porque ya hay elementos, ya hay datos de prueba para proceder a ejercitar las primeras acciones penales y deben de hacerlo”, dijo el abogado.

Añadió: “Que se investigue en términos administrativos a todos los que se tengan que investigar y después vamos cruzando datos. No nos vamos a ir hasta que se sepa qué va pasar con el estado de salud de los muchachos”.

Hoy, los maestros de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), encabezados por Pedro Gómez Bámaca, dieron su respaldo a los familiares de los normalistas desaparecidos y aseguraron que no los dejarán solos.

Gómez Bámaca aseguró que el gobierno no cometió un error, que sólo exhibió la esencia con la que actúa con los movimientos sociales y progresistas. La represión –subrayó– es el único recurso y respuesta que tiene para atender las demandas de los movimientos sociales de protesta.

Comentarios

Load More