Diputados de Morena en BC presionan a bomberos contra ley que les daría prestaciones

Sesión en el Congreso de Baja California. Foto: congresobc.gob.mx Sesión en el Congreso de Baja California. Foto: congresobc.gob.mx

MEXICALI, BC (proceso.com.mx).– Integrantes del partido Morena en Baja California están presionado a directores del cuerpo de bomberos en el Estado para que no respalden la iniciativa de ley que busca otorgarles prestaciones laborales, pues “si se meten al tema los van a correr”.

El jueves, la Comisión de Gobernación del Congreso estatal desechó la propuesta de la diputada del Partido del Trabajo, Claudia Agatón, que pretendía elevar las direcciones de bomberos de la entidad a Honorable Cuerpo de Bomberos, y que todos los trabajadores contaran con los mismos derechos laborales establecidos por la Constitución.

Y es que Baja California, que cuenta con poco más de 800 bomberos, tiene tres tipos de trabajadores: sindicalizados, que tienen su base de trabajo y dependen del Estado; los contratistas, que firman el contrato cada tres o seis meses, y los voluntarios, quienes no cuentan con seguro médico, de vida o prestación alguna.

Incluso, cada municipio cuenta con organigramas distintos y formas de contratación diversas entre cada ciudad.

Nota relacionada:

Morena rechaza dotar de seguridad social a bomberos en BC

La Comisión, que tiene mayoría morenista, rechazó el jueves la iniciativa bajo el argumento de que los bomberos “no tienen una función estratégica o prioritaria para el desarrollo del Estado” o que la reforma “afectaría el interés público”.

Durante la sesión, los diputados no fundamentaron su rechazo a la iniciativa ni presentaron algún estudio sobre la posible afectación económica.

El viernes, ya con el malestar provocado entre los bomberos del Estado por el rechazo a la iniciativa, el área de Comunicación Social del Congreso local emitió un comunicado en el que sostiene que analizaron y discutieron el dictamen llegando a la conclusión de que:

“Dejarían de ser trabajadores de base para pasar a ser trabajadores de planta, con lo cual se afectarían sus derechos sindicales, ya que al pasarlos al Estado cambiaría su régimen laboral y podrían perder su compensación”.

Entrevistada al respecto, la diputada petista, Claudia Agatón, rechazó que se vaya a afectar a los bomberos que cuentan con base, e incluso reveló:

“Hace dos horas me habló el director de bomberos de Tijuana y luego el de Ensenada, y me dijeron que Morena ha tratado de venderles la idea de que si se meten al tema, a los de base los van a correr. Por lo que les dijeron que es importante que no politicen el tema”.

La respuesta de la legisladora es que ello no ocurrirá, que nadie perderá los derechos ya adquiridos e incluso puso como ejemplo la entrada en vigor de un nuevo cuerpo de bomberos en el estado de Chiapas, y el cual es similar al que se propone en la entidad.

En el comunicado, los diputados de Morena sostienen que durante la discusión, en realidad inexistente, se estableció que en la iniciativa no existe artículo alguno “que salvaguarde sus derechos laborales adquiridos, de ahí que se haya considerado que la iniciativa, lejos de beneficiarlos, los perjudicaría”.

En entrevista, la legisladora del PT recordó que durante la discusión se dejó en claro que en la Ley reglamentaria se establecerían todos los derechos, prestaciones sociales y remuneraciones que tendrían los bomberos.

“De hecho, le restregué al diputado (Juan Manuel) Molina que ello venía en la iniciativa y le pregunté si acaso la había leído”.

Claudia Agatón dijo que no deben existir bomberos de primera y de segunda, es decir, aquellos que tienen base, los que tienen contratos o los que son voluntarios.

Y se debe tener claro que lo único que se busca es cumplir con el artículo primero de la Constitución del país, de que todos los trabajadores deben contar con las prestaciones básicas como seguridad social, (con base, contrato o voluntariado), y no un fondo.

“Los bomberos exponen su vida, como lo vimos en los incendios de noviembre pasado en el estado. Deben tener salario digno y seguro de vida que garantice una buena pensión a sus familiares en caso de siniestro. Exponen su vida sin las medidas de protección adecuada y, aún así, cumplen con su deseo de ayudar a la gente”, sostuvo la legisladora.

Rubén Osuna, director de Bomberos en Mexicali, dijo que nadie los consultó sobre la propuesta, por lo que ahora sostendrán reuniones de trabajo, incluyendo a los líderes del sindicato de burócratas, para que les detallen los alcances o afectaciones de la citada propuesta de reforma.

Explicó que cada ciudad tiene un organigrama distinto, que la forma de pago o el tipo de prestaciones no son uniformes. En el caso de Mexicali, por ejemplo, existen 242 bomberos de los cuales 210 son de base, ganan entre 10 y 14 mil a la quincena y cuenta con seguridad social.

Aparte están 30 que laboran por contrato y no tienen que firmarlo cada cierto tiempo, gozan de antigüedad y prestaciones.

Pero hay otros 100 que son voluntarios, quienes no cuentan con ninguna prestación. A ellos se les llama, se lleva un control sobre su participación y sólo están esperando una vacante para entrar como parte de los que firman contrato. Estos no cuentan con seguridad social alguna.

“Aquí en Mexicali nos estamos reuniendo para discutir la reforma y tomar una decisión sobre qué haremos ante ese proyecto. Hay mucha confusión. Ensenada y Rosarito tienen un sistema distinto. Hay diferentes regímenes. Son muchas las diferencias entre un ayuntamiento y otro”, dijo el director de bomberos de Mexicali.

El próximo miércoles, el Congreso local subirá al pleno el dictamen ya rechazado en la Comisión de Gobernación y, al parecer, en el estado, ya se gesta un movimiento de los bomberos en defensa de sus derechos laborales y sobre todo, prestaciones de seguridad.

Comentarios

Load More