Pompeo pide la liberación del activista cubano José Daniel Ferrer

El activista cubano José Daniel Ferrer. Foto: Facebook Unión Patriótica de Cuba El activista cubano José Daniel Ferrer. Foto: Facebook Unión Patriótica de Cuba

WASHINGTON (apro).– Mike Pompeo, secretario de Estado del gobierno de Donald Trump, pidió a su homólogo cubano, Bruno Eduardo Rodríguez Parrilla, la liberación inmediata del activista y opositor al régimen de la isla, José Daniel Ferrer.

“El defensor de derechos humanos cubano, José Daniel Ferrer, ha soportado más de 100 días de encarcelamiento injusto y, en reiteradas oportunidades ha sido arrastrado, encadenado, golpeado y quemado a manos del régimen que usted representa”, se lee en la carta que Pompeo envió a Cuba dirigida a Rodríguez Parrilla.

El gobierno de Estados Unidos se sumó a las exigencias de liberación del activista cubano, de entre las cuales se cuenta la del Parlamento Europeo, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos.

“El gobierno de Estados Unidos se suma a una multitud de voces internacionales que reclaman la liberación inmediata de Ferrer”, acota Pompeo en la carta dirigida al ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba.

A Rodríguez Parrilla el encargado de la política exterior en el gobierno de Trump le recordó que también periodistas y grupos defensores de los derechos humanos condenan el trato al que está sujeto Ferrer, al igual que otros cubanos en desacuerdo con el régimen castrista.

“Esta no es la primera vez que su régimen persigue a Ferrer. Fue encarcelado de 2003 a 2011 por promover la democracia y el respeto a los derechos humanos en Cuba”, destaca la misiva del Secretario de Estado que difundió la oficina de prensa de la dependencia a su cargo.

Patrón de acoso

De los delitos que imputan a Ferrer, el gobierno de Trump dice que coinciden con un patrón común de acoso, violencia y detenciones arbitrarias contra personas que buscan promover la democracia, la libertad de expresión, política y económica en la isla.

“Criticar las políticas que han hecho retroceder seriamente el desarrollo de Cuba en los últimos 61 años de ningún modo puede constituir un delito”, argumenta Pompeo al ministro cubano Rodríguez Parrilla.

Como en el pasado y conforme a las políticas aislacionistas a Cuba por parte de sus antecesores, el gobierno de Trump machacó al de Cuba que el embargo económico impuesto por Washington a la isla no se levantará hasta que no haya un cambio democrático y radical.

“Estados Unidos continuará responsabilizando al régimen por los abusos que comete. Por el bien del pueblo cubano y para el progreso de su nación, lo exhortamos a que libere de inmediato a Ferrer y dé el primer paso hacia un futuro más auspicioso para Cuba”, concluye Pompeo.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso