“¡Queremos vivir!” claman pacientes de Fucam, enfermos de cáncer y VIH en Palacio

Pacientes con cáncer exigieron que se continuara la entrega de recursos al Fucam, mientras que otros enfermos con cáncer y VIH protestaron en Palacio Nacional por la falta de medicamentos. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pacientes de la Fundación Cáncer de Mama (Fucam), padres de familia de niños con cáncer, portadores del VIH y trabajadores del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) clausuraron este martes de manera simbólica el Palacio Nacional, donde se encuentran las oficinas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los manifestantes pegaron etiquetas con la palabra “clausurado” en una de las puertas de Palacio y realizaron un recorrido por la explanada del Zócalo para exigir al mandatario la regularización del abasto de medicamentos y tratamientos gratuitos.

Con gritos de “Queremos vivir”, mujeres con cartulinas y atuendos de color rosa, exigieron que se continuara la entrega de recursos al Fucam, mientras que los pacientes que protestaban por desabasto de medicamentos en el Instituto Nacional de Seguro Social (IMSS) llevaban una bandera blanca del instituto, manchada y rayada con palabras como “desabasto”.

Las mujeres exigieron que el gobierno dé recursos a Fucam para pacientes de cáncer de reciente diagnóstico. Foto: Germán Canseco
Denuncian corrupción en el INR

A la manifestación se sumaron trabajadores del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) para denunciar la corrupción del instituto.

En una de sus pancartas se leía lo siguiente: “¡Alto a la corrupción en el Instituto Nacional de Rehabilitación!

Ese mal, dijeron, afecta directamente a los pacientes, al no haber material e insumos. Además, continúa la cancelación de cirugías al no haber plantillas de trabajadores completas en servicios, por exceso de comisiones sindicales y roba al instituto por desvío de recursos.

El gobierno defiende su decisión

En la conferencia mañanera, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, comentó que se tomó la decisión de no entregar más recursos públicos a Fucam por tratarse de una entidad privada, aunque aseguró que no se cancelará ningún tratamiento.

El subsecretario explicó que las mujeres que actualmente se encuentran en tratamiento seguirán recibiéndolo en el Fucam, mientras que los nuevos casos serán atendidos por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), en tres hospitales de especialización ubicados en la Ciudad de México.

Los manifestantes se retiraron poco después pero no descartaron manifestarse próximamente en las instalaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México, para pedir apoyo internacional.

Te puede interesar: Convenio con Fucam no era “lo más eficiente ni transparente”: gobierno de AMLO

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso