Jaime Bonilla regresa notaría en BC al exgobernador priista Xicoténcatl Leyva

Xicoténcatl Leyva Mortera fue gobernador de Baja California del 1 de noviembre de 1983 al 5 de enero de 1989 Xicoténcatl Leyva Mortera fue gobernador de Baja California del 1 de noviembre de 1983 al 5 de enero de 1989

MEXICALI, BC. (apro). – En nombre de la llamada “Cuarta Transformación”, el gobierno del morenista Jaime Bonilla “regresó” al expriista Xicoténcatl Leyva Mortera la notaria que, por órdenes del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, se le retiró, a la vez que fue depuesto como gobernador de Baja California en enero de 1989.

La “justicia” de la Cuarta Transformación alcanzó también para los familiares del exgobernador, por lo que a su sobrino José Román Leyva Castro también se le entregó su notaría.

Sin aviso, sin su presencia y en un acto privado donde no se convocó a la prensa, Amador Rodríguez Lozano, secretario general de gobierno de Baja California, anunció en un minuto el regreso de la notaría -por un periodo de 23 años- a quien fuera el último gobernador emanado del PRI, y quien desde 1989 se mantuvo alejado de la vida política… hasta el arribo de Jaime Bonilla.

En seis minutos con 40 segundos, Rodríguez Lozano anunció la toma de protesta a seis nuevos notarios -entre ellos el sobrino del ex gobernador-.

Rodríguez Lozano dijo en tres ocasiones que la entrega de notarias era un “acto de justicia”.

Hasta aquí, la ceremonia no tenía nada de extraordinario -como no fuera que es la “segunda” notaría que se otorga a un familiar del ex gobernador priista-. Sin embargo, al minuto 3 con 34 segundos dijo, para sorpresa de muchos, así, como quien no quiere la cosa:

“¡Ah!… antes que nada y aclaro: hay un nuevo notario también y que no vino. Y de una vez lo digo porque no quiero que quede como algo subrepticio: ese nuevo notario es Xicoténcatl Leyva Mortera, quien fue notario y que no vayan a decir que nos sacamos un as de la manga. Se lo merece y estamos haciéndole justicia a un hombre, que también fue un extraordinario notario y que por las cuestiones políticas del poder tuvo que renunciar a su notaría”.

Nadie aplaudió.

El nombramiento de Leyva Mortera se oficializó en el Periódico Oficial del Estado en su edición del pasado 21 de febrero.

El 2 de diciembre, apenas un mes y un día después de asumir el cargo, el gobierno de Jaime Bonilla canceló cinco de las seis notarías que su predecesor, Francisco Vega de Lamadrid, entregó poco antes de concluir su mandato, manteniendo únicamente la de otro sobrino del exgobernador priista Luis Alfonso Leyva Castro.

Ayer, en sus oficinas de la ciudad de Tijuana, el secretario de gobierno dijo que por cuestiones políticas se retiraron o entregaron patentes de notaria, pero que hoy lo que pretendía la “Cuarta Transformación” era hacer justicia.

“Lo que queremos es hacerles justicia y lo de ustedes es un acto de justicia a su esfuerzo, a su trabajo, a su dedicación, a su compromiso.

“Como ustedes saben, cuando nosotros estábamos a punto de tomar protesta el 1 de noviembre, antes de eso, se tomaron decisiones ya a la salida del gobierno anterior, como se acostumbraba en aquellos tiempos: dando a los favoritos de ellos una notaría en pago a derechos o prestaciones o servicios, en fin.

“El gobernador dijo que nosotros vamos a hacer justicia entrando porque no es posible que cerca de 50 personas…no fueron tomadas en cuenta, porque no tenían a la persona adecuada cerca del gobernado”,

En seguida, el secretario de gobierno anunció el acto justiciero de la cuarta transformación:

“Entonces me dijo el gobernador: entrando, vas a hacer justicia a nombre del estado y de la cuarta transformación. Para empezar, busca cómo anular jurídicamente esas notarías que se dieron a la salida y que el Colegio de Notarios y cerca de 8n notarios se ampararon en esa resolución. Ésa fue la instrucción que recibí de Jaime Bonilla”, dijo.

Luego, anunció los nombres de los nuevos seis notarios a quienes tomó protesta, entre ellos José Román Leyva Castro, sobrino del ex gobernador, además de Tirso Adolfo Liévano Hernández, Elsa María Novoa Foglio, Ricardo Belmonte, Víctor Manuel Diez Cuadras y Guillermo González Castañeda.

“Aquí hay una suerte de que hay dos queridos amigos míos: Tirso Liévano, que ha sido mi amigo durante muchos años y José Román Leyva castro, a quien también conozco desde que era niño. Pero no hay ningún favoritismo o no fueron designados por mi relación, ni la relación que pudieran tener con el gobernador y menos con la relación que tiene José Román con el ex gobernador Xicoténcatl Leyva, sino que es un acto de justicia”, aseguró.

Comentarios

Load More