Con Mancera usaban banco de alimentos de la Central de Abasto a cambio de votos, acusan

El gobierno de la CDMX acusó que durante la gestión de Miguel Ángel Mancera se usaba la comida que donaba el banco de alimentos de la Central de Abasto con fines clientelares o a cambio de votos El gobierno de la CDMX acusó que durante la gestión de Miguel Ángel Mancera se usaba la comida que donaba el banco de alimentos de la Central de Abasto con fines clientelares o a cambio de votos

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, denunció que, en las pasadas administraciones, organizaciones y partidos políticos usaban la comida que donaba el banco de alimentos de la Central de Abasto (Ceda) con fines clientelares o a cambio de votos.

“Lo sabemos de antes que así se hacía y en el momento que Héctor (García) recibió la Central de Abasto, así era. Se utilizaba a cambio de votos y se daba solamente a algunas organizaciones o algunos partidos políticos”, dijo.

Los coordinadores de la Ceda en la administración de Miguel Ángel Mancera fueron Sergio Palacios y Julio César Serna. Éste último, es amigo desde la infancia y uno de los hombres de más confianza del ahora senador de la República y líder de la bancada del PRD.

En septiembre de 2019, Serna fue inhabilitado por 10 años para trabajar en el servicio público, luego de que la Secretaría de la Contraloría General detectó irregularidades durante su administración al frente de la Central de Abastos (Ceda).

Durante la inauguración del Centro de Acopio y Recuperación de Alimentos “Itacate” en dicho mercado, el actual coordinador de la Ceda, Héctor García, le hizo segunda a la mandataria.

“Cuando nosotros limpiamos este espacio, nos encontramos miles de bolsas de los que fueron diputados en el anterior proceso, porque de aquí se surtían, les pedían alimentos, llenaban sus bolsas y lo repartían en las zonas populares, ese es un uso clientelar”.

Según Sheinbaum Pardo, con el nuevo Centro “Itacate” se acabará esa práctica y se beneficiará a los usuarios de los comedores comunitarios y organizaciones altruistas de la capital. “Aquí va a haber un registro de organizaciones que tienen que ver con atención a grupos vulnerables para que no se utilice como un beneficio político, sino sencillamente como una ayuda comunitaria”, explicó.

La mandataria agregó que las ocho toneladas de comida que dona diario la Ceda, 90 por ciento será destinado a los comedores populares, cuya operación se realiza con la coordinación se la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (Sibiso). El resto, será para organizaciones que atiendan a población vulnerable y prioritaria.

“No se trata –y esto hay que dejarlo muy claro– de que aquí va a haber una clientela política o de que se va a usar para beneficio de un partido ni mucho menos. Eso está prohibido, absolutamente prohibido. Aquí es para beneficio de las organizaciones altruistas, que hay muchas en la Ciudad de México, y que este alimento ayuda mucho para atender a las poblaciones vulnerables”, añadió.

Héctor García detalló que la selección, separación y distribución de los alimentos será trabajo voluntario de estudiantes universitarios, por ejemplo, del ITAM, la UIA y la UAM.

Además, aseguró que habrá un filtro “muy estricto” para seleccionar a las organizaciones que realmente se dediquen a la labor social, por ejemplo, orfanatos que viven de la filantropía”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso