El futbol mexicano “está sangrando”: Alejandro Irarragorri

León y Monarcas jugarán el partido de vuelta el próximo sábado a las 19;00 en el Estadio Nou Camp. Foto: Twitter @LigaBBVAMX León y Monarcas jugarán el partido de vuelta el próximo sábado a las 19;00 en el Estadio Nou Camp. Foto: Twitter @LigaBBVAMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alejandro Irarragorri, presidente de Grupo Orlegui, dueño de los clubes Santos y Atlas, aseguró que el futbol mexicano “está sangrando”, por lo que urge arreglar todas las divisiones.

En tanto, el dueño de las Chivas, Amaury Vergara, alertó sobre la crisis económica por la que atraviesa la Liga MX. Debe reinventarse porque cada vez es más difícil encontrar inversionistas, apuntó.

En un panel sobre el futbol mexicano que tuvo lugar en el Sports Summit 2020, los directivos hablaron sobre las amenazas externas que enfrentan, como el hecho de que la MLS se está convirtiendo en un mercado más atractivo.

“Hay una MLS que va a facturar un billón de dólares el año que viene y eso ya es más de lo que factura el futbol mexicano. Van a tener 30 equipos, y si no nos ponemos las pilas, nos vamos a quedar sin pilas”, dijo Irarragori.

Añadió: “No podemos dejar de ver que tenemos frontera con Estados Unidos, y me atrevo a decir que el 40 por ciento de los ingresos de los clubes mexicanos vienen de Estados Unidos”.

De acuerdo con el directivo, la estructura del balompié nacional está dañada y los dueños de los clubes deben rehabilitarla para detener “el sangrado muy profundo que no beneficia a los equipos, ni a los jugadores, y menos a la afición. Estamos intentando parar el sangrado”.

Vergara enfatizó que la crisis del futbol mexicano en todas sus categorías también ha sido provocada por la forma tan flexible como se aplican los reglamentos, de ahí que los torneos de Primera División y Ascenso MX hayan perdido valor.

“Cada vez hay menos inversionistas, cada vez hay menos solidez en términos de reglamentos, porque cambiamos mucho de reglamentos. Creo que es momento de poner un plan específico y empezar a construir ese nuevo futuro del futbol”, declaró.

El dueño del equipo rojiblanco consideró que el descenso de un club cada año “no aporta mucho” a la competencia, y no le da solidez a la Liga MX que quien está invirtiendo en un equipo de la Primera División, al cabo de un año desaparezca del máximo circuito.

“A mí me parece que el descenso no necesariamente aporta a la competencia, o habrá que valorar si es lo suficiente para que aporte. El descenso no tiene que ver con Chivas en absoluto, tiene que ver con una construcción de querer una Liga mucho más sólida”, remató.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso