Universidades de Puebla, como la Ibero, se suman a la exigencia de seguridad

El paro de estudiantes en la BUAP. Foto: tomada de Twitter El paro de estudiantes en la BUAP. Foto: tomada de Twitter

PUEBLA, Pue. (apro). – Al paro de labores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) se sumó este jueves el Instituto Tecnológico de Puebla (ITP), además de protestas en la Universidad Tecnológica de Puebla (UTP), el Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE), la Universidad del Valle de Puebla (UVP) y la sede en la entidad de la Universidad Iberoamericana que igual reclaman condiciones de seguridad para sus estudiantes.

La Asamblea Universitaria de la BUAP decidió ayer mantenerse en paro indefinido en 28 facultades, una preparatoria y un colegio, hasta que se resuelvan cuatro demandas que hacen al gobernador Luis Miguel Barbosa y al rector, Alfonso Esparza Ortiz.

Al mandatario estatal, los estudiantes le reclaman justicia para el asesinato de los tres estudiantes y un chofer de Uber cometido el 23 de febrero en Huejotzingo, además de resolver los problemas de inseguridad que viven los jóvenes en los alrededores de sus unidades académicas. 

DEBES LEER:

La BUAP y la UPAEP se unen en paro por asesinato de estudiantes

En tanto, al rector le piden atender las denuncias por acoso que se han presentado en preparatorias y facultades de la BUAP, así como por irregularidades en las elecciones de los directivos de la Facultad de Psicología.

Las facultades del Área de la Salud, que incluye Medicina, Estomatología, Nutrición, Enfermería, Biomedicina, Radio y Técnico en Urgencias Médicas, cumplen hoy tres días en paro luego de que uno de los asesinados, el veracruzano Francisco Javier Tirado, era estudiante de esa comunidad universitaria.

Es el segundo día de suspensión de actividades en las facultades de Ingeniería, Ciencias Biológicas, Economía, Derecho y Ciencias Sociales, Artes Plásticas y Audiovisuales, de Artes, de Lenguas, Contaduría Pública, Ingeniería Química, Filosofía y Letras, Ciencias de la Computación, Psicología, Administración, Arquitectura, Físico-Matemático, Comunicación, Ciencias Químicas, Electrónica y Veterinaria.

Además, se encuentran en paro la Preparatoria Emiliano Zapata y el Colegio de Antropología Social y este día se sumó al movimiento la preparatoria Lázaro Cárdenas.

También, en solidaridad con este movimiento y para exigir condiciones de seguridad en sus alrededores y sus traslados en el transporte público, el ITP cerró sus puertas para sumarse a la marcha que llevarán a cabo alumnos de la BUAP.

Los jóvenes se colocaron a las entradas de sus escuelas donde con carteles en mano repudiaron el asesinato de los tres estudiantes de medicina de la UPAEP y la BUAP, pero también para advertir que no quieren ser el próximo en morir por la inseguridad.

“Está vez fue un águila (UPAEP), un lobo (BUAP), y ¿si mañana es un león? #NiUn@Menos”, decía una gran manta que portaban los estudiantes mientras gritaban consignas.

Los jóvenes se quejaron que igual son víctimas de contantes asaltos en la calle y en las unidades de transporte público, por lo que se unirán a los reclamos para que se incrementen los operativos de seguridad en los alrededores de su escuela.

En el BINE, el UPV y la UTP, los alumnos colocaron carteles a sus entradas en solidaridad con el movimiento estudiantil encabezado por la BUAP para exigir el esclarecimiento del asesinato de Ximena Quijano Hernández, Javier Tirado Márquez y José Antonio Parada Cerpa, así como del chofer de Uber Josué Emanuel Vital Castillo y también para pedir que se ponga un alto a la inseguridad.

Sin embargo, en estas instituciones académicas los directivos reportaron que continuarán con sus actividades normales, mientras que los alumnos se colocaron en sus puertas principales con carteles y aseguraron que no entrarán a las aulas para unirse a los reclamos por la violencia en Puebla.

Los alumnos, con carteles en mano, salieron a manifestarse afuera del plantel sobre el Boulevard del Niño Poblano.

TE RECOMENDAMOS:

Estudiantes y choferes reclaman seguridad al gobierno de Barbosa

La protesta consiste en formar un bloque en cada rojo del semáforo para mostrar a los automovilistas los carteles en repudio a la violencia y gritar las consignas que han caracterizado al movimiento.

“¿Por qué? ¿Por qué nos asesinan? Si somos el orgullo de América Latina”, “Señor, señora, no sea indiferente, se matan estudiantes en la cara de la gente”, son los gritos de los jóvenes.

Además de corear los nombres de los estudiantes asesinados en Huejotzingo.

En tanto, tras una asamblea, estudiantes de la Universidad Iberoamericana Puebla decidieron unirse a las protestas que se llevan a cabo en diversas instituciones de la entidad.

En la UPAEP se reanudaron las clases este jueves, pero se convocó a los alumnos a vestir de negro, portar moños de luto y realizar una “acción simbólica” en la explanada de la institución.

Además, los estudiantes propusieron unirse de manera voluntaria a la marcha que realizará la BUAP hacia Casa Aguayo para presentar sus planteamientos al gobierno estatal.

Anoche, por primera vez, el gobernador Barbosa Huerta se reunió con el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, con quien ha tenido un público enfrentamiento desde el arranque de su sexenio, el cual se agravó en las últimas semanas por su propuesta enviada al Congreso estatal de crear un órgano de control interno que vigile las finanzas de la casa de estudios.

Al encuentro para abordar los problemas de inseguridad que aquejan a la comunidad estudiantil y que hicieron crisis a partir del asesinato de los estudiantes de medicina, también asistió el rector de la UPAEP, Emilio Baños.

Los rectores dijeron que el acuerdo al que se llegó con el gobernador es que la próxima semana presentarán un plan concreto sobre las acciones a seguir para mejorar las condiciones de seguridad de la comunidad estudiantil de Puebla, lo cual incluye a otras universidades y otros municipios del estado.

De hecho, el miércoles los estudiantes igual salieron a marchar en municipios al interior de la entidad como Tehuacán, Atlixco, Tecamachalco, Teziutlán y Huejotzingo, para protestar por los asesinatos, pero también para denunciar que igual padecen por la inseguridad en sus comunidades.

Load More