México exige a OEA aclarar discrepancias en caso Bolivia; Almagro defiende auditoría

Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, en México. Foto: Octavio Gómez Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, en México. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno mexicano exigió a Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que explique las “discrepancias” entre el informe del organismo interamericano sobre un presunto fraude electoral en Bolivia y un estudio que refuta esta conclusión y, en su caso, que el uruguayo reconozca “las afectaciones de derechos humanos derivadas de los errores en el análisis de la OEA”.

Almagro, por su parte, refrendó hoy su respaldo a las auditorías sobre las elecciones de octubre pasado en Bolivia –las cuales llevaron el expresidente Evo Morales a renunciar—: calificó de “defectuoso” el análisis publicado ayer en el Washington Post, aseveró que contiene “múltiples falsedades, inexactitudes y omisiones”, y reiteró que hubo “manipulación intencional” en los comicios.

En una nota diplomática enviada hoy a la oficina de Almagro, la Cancillería pidió que un equipo de “investigadores especializados independientes” contrasten el informe de la OEA y el análisis dado a conocer ayer en el Washington Post.

En este análisis, los académicos Jack R. Williams y John Curiel, del MIT Election Data and Science Lab, demolieron el informe de la OEA, e insistieron en que las evidencias estadísticas indican que Morales ganó “muy probablemente” las elecciones del pasado 20 de octubre, desde la primera vuelta, con una ventaja de más de 10 puntos sobre su rival, Carlos Mesa.

“Los medios reportaron ampliamente las alegaciones de fraude como un hecho, y muchos comentaristas justificaron el golpe de Estado como una respuesta a un fraude realizado por el Movimiento al Socialismo (MAS); sin embargo, como especialistas en integridad electoral, encontramos que la evidencia estadística no sostiene la afirmación de que hubo fraude en las elecciones de octubre en Bolivia”, recalcaron los expertos.

Roberto Velasco Álvarez, el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), advirtió ayer que Almagro deberá “aclarar y explicar las deficiencias” del informe –publicado horas antes de la renuncia de Morales–, que el secretario general de la OEA promocionó para justificar la salida del poder del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el país sudamericano.

El gobierno mexicano ya anunció que no apoyará la reelección de Almagro en la Secretaría General de la OEA, en elecciones que se llevarán a cabo este año.

Comentarios

Load More