Ghost, aquelarre dantesco en el Palacio de los Deportes

Ghost en el Palacio de los Deportes. Foto: Instagram thebandghost Ghost en el Palacio de los Deportes. Foto: Instagram thebandghost

CUIDAD DE MÉXICO (apro).- Con un demoledor espectáculo de rock duro bajo estética tenebrosa, en el Palacio de los Deportes, el grupo sueco metalero Ghost trasladó a sus fans mexicanos hacia una travesía dantesca por las profundidades infernales.

Una catedral medieval como telón de fondo cobijó a los 12 mil 500 que la noche del martes 3 asistieron al aquelarre fantasmagórico para el show intitulado “A Final Gig Named Death” (“Una gira final denominada Muerte”), que forma parte del cierre del tour del grupo formado en Linköping (capital de la provincia de Ostrogotia) hace un lustro.

El siniestro vocalista Cardinal Copia (alter ego del locuaz Tobías Forge, nacido un 3 de marzo de 1981) emergió puntualmente como una maquinaria de reloj a las 20:30 horas, a la par del rugido ensordecedor de su séquito, que al instante voló los sesos y los sentidos.

La apertura del recital desenvolvió “Ashes”, “Rats” y “Absolution”, con una producción repleta de una teatralidad espectral, entre llamaradas y explosiones que hacían vibrar las entrañas. El público, en su mayoría vestido de negro, con gabardinas o chamarras de piel, tiñó con sombras el macabro festín, al tiempo que todos rendían honores al líder del ensamble y a sus músicos llamados Nameless Ghouls (“Demonios necrófilos vivientes”, según la mitología árabe, más el adjetivo “sin nombre” en inglés).

Con eterno maquillaje cadavérico, Tobías vestía un elegante traje rojizo semejando una especie de ente diablesco, al tiempo que su ensamble ataviado de negro mantenía su perpetua identidad oculta tras sus máscaras de quimeras.

“Faith” y “Mary on a Cross” delinearon el frenético viaje de ultratumba, integrando magistrales solos en guitarra y bajo, para conferir una exitosa gala metalera con la poderosa genialidad de los originarios del sur de Suecia.

Los desgarradores ritmos de “Cirice” hacían mover las melenas largas, tanto de ellos como de ellas, quienes levantaban las manos con la señal cornuda en honor a satán, entre brincos y berridos perpetuos. Un obsequio preparaba Ghost para la presentación de fin de tour, siendo abrazado por tétricas monjas el Cardinal Copia, quien transformó su personaje en Papa Emeritus IV, para reconocer la lealtad y fidelidad de sus adeptos mexicanos. (La identidad de Tobías como Papa Emeritus fue confirmada en 2017 a raíz de una demanda de parte de sus antiguos compañeros de banda).

Durante el acto, los aullidos de la audiencia correspondían el cariño mutuo, y a cada minuto una catarsis generalizada. Entre cánticos que seguían cual corifeos, el escalofrío multitudinario caló con “Year Zero” (https://www.dailymotion.com/video/x24vc64):

Hail Satan! Archangelo
Hail Satan! Welcome year zero…
Belial, Behemoth, Beelzebub
Asmodeus, Satanás, Lucifer…

La marcha fúnebre de buen rock trastocó con “He Is”, “Mummy Dust” y “Kiss the Go-Goat”, con un agradecido vocalista que prometió que pronto regresarían a nuestro país para una renovada gira.

Sin receso alguno ni encore, el ocaso quedó zurcido con “Dance Macabre” y “Square Hammer”, dando inexorable guillotinazo a las 22:15 horas.

Tobías Forge y sus Nameless Ghouls pasaban al filo del entablado con gratitud absoluta, lanzando besos y rindiendo reverencias, dejando completamente complacidos a los presentes. Todos partían rápidamente en alegre huida, poseídos con una luminosa energía luciferina en sus espíritus.

Comentarios

Load More