Aprueban la creación de base de datos pública de agresores sexuales en CDMX

Los señalamientos de acoso en la Prepa 6. Foto: Sara Pantoja Los señalamientos de acoso en la Prepa 6. Foto: Sara Pantoja

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El Congreso de la Ciudad de México aprobó la creación del Registro Público de Personas Agresoras Sexuales, que permitirá tener la información de los sentenciados por cometer delitos de índole sexual por un periodo de entre 10 y 30 años.

El dictamen fue aprobado por los legisladores capitalinos con 47 votos a favor y tres abstenciones.

De acuerdo con la iniciativa, dicho registro ayudará a que las investigaciones de estos delitos sean “más eficientes y se garantice el derecho de las víctimas a la no repetición y a tener una vida libre de violencia”.

La base de datos tendrá el nombre, apodo, fotografía actualizada y nacionalidad del agresor que serán públicos y deberá está en la página de internet de la Secretaría de Gobierno del gobierno capitalino.

Además de señas particulares, zona criminológica de los delitos, modus operandi, ficha signaléctica y perfil genético. Estos datos sólo estarán disponibles para el Ministerio Público.

En el registro estarán quienes hayan sido sentenciados por los delitos de feminicidio, trata de personas, agresiones a menores de 12 años y turismo sexual.

Sobre las víctimas de los registrados no habrá ningún dato, para evitar la revictimización.

Los diputados votaron en favor del dictamen, para lo cual modificaron el Código Penal local, la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El dictamen aprobado fue generado con base en las iniciativas presentadas el 19 de noviembre de 2019 por el diputado Miguel Ángel Salazar Martínez para crear la Ley del Registro de Ofensores Sexuales de la Ciudad de México; así como la que envió el 2 de diciembre pasado el gobierno de Claudia Sheinbaum para crear la Ley del Registro de Agresores Sexuales.

Esa medida formó parte de los compromisos que asumió la mandataria local el pasado 21 de noviembre, cuando decretó la Alerta por Violencia contra las Mujeres en la capital.

La votación del Congreso de la Ciudad de México, de mayoría morenista, ocurrió un día después del paro nacional promovido por la organización feminista Brujas del Mar; y luego de la marcha en la que miles de mujeres exigieron el alto a la violencia de género y los feminicidios en la Ciudad de México y en el país. Muchos de los reclamos de las asistentes iban dirigidos al gobierno que encabeza Claudia Sheinbaum.

Tras la votación, el dictamen fue remitido a la Jefatura de Gobierno y entrará en vigor un día después de su publicación en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México.

Con dicho registro, la CDMX se sumará a ciudades de países como Canadá, Estados Unidos, España, Argentina, Reino Unido, Costa Rica, Guatemala y Perú, que tienen bases de datos similares.

La discusión

En la sesión de este martes, el diputado del PRD, Jorge Gaviño, acusó que las reformas realizadas servirán “de poco” para atender los delitos contra las mujeres que viven en la capital mexicana. Aseguró que son solo “un parche” al Código Penal local y que, con ello, se perdió la oportunidad de crear un “verdadero” registro de ofensores sexuales.

Y acusó: “Es un intento de propaganda política para dar un mensaje a los medios de comunicación de que algo está haciendo el gobierno para atender las violaciones y los feminicidios”.

El legislador de Morena, Emmanuel Vargas, defendió que el registro será “un instrumento y un marco normativo que ayude a proteger a las víctimas”.

Jannete Guerrero, del PT, consideró que las reformas abonarán a inhibir conductas delictivas que atentan contra la seguridad de las personas.

El priista Miguel Ángel Salazar, promovente de una de las iniciativas para crear el Registro, celebró que el Congreso de un paso más para erradicar la violencia contra las mujeres; no obstante, advirtió que, así como quedó el proyecto, se incurriría en un “uso irracional”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso