Consulta sobre Constellation Brands genera sorpresa, dudas y esperanza en Mexicali

Opositores a la instalación de la cervecera Constellation Brands en Mexicali. Foto: Especial Opositores a la instalación de la cervecera Constellation Brands en Mexicali. Foto: Especial

MEXICALI, BC (proceso.com.mx).– La mañana del 9 de marzo, colectivos en defensa del derecho humano al agua e integrantes de la cervecera transnacional Constellation Brands (CB) –enfrentados desde hace tres años–, fueron sorprendidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció de súbito una consulta pública para decidir si la empresa se va o se queda en esta capital del estado.

El movimiento de Mexicali Resiste, surgido tres años atrás ante la intentona de privatizar el agua por el entonces gobernador panista, Francisco Vega de Lamadrid, y que luego balcanizó en por lo menos 20 colectivos, tardó en reaccionar, y aunque finalmente la respaldó, está lleno de dudas, pero sobre todo azorado porque la consulta será realizada por la Secretaría de Gobernación y no la de Medio Ambiente.

Incluso la empresa afectada, que una semana antes amenazó con retirar su inversión del país alegando que no tenía tiempo para “embarcarse en una consulta”, se pasmó; públicamente no habló, pero sus aliadas, las cámaras empresariales locales, lo hicieron por ella fustigando al presidente de la República y la propia consulta.

A seis días de su implementación, las “resistencias”, como ahora se llaman, no tienen idea de cómo será la consulta, cuáles serán las preguntas, cuál la metodología, quién y cómo determinará la instalación de las urnas, quién las vigilará, quien contará los votos ni cuántos sufragios serán necesarios para considerarla válida.

Las preguntas se les agolpan, pero aun así la celebran y reconocen que “hay riesgo de ser manipulada”. Pero también están ciertos de que la ciudadanía votará por el “no” a Constellation Brands pues, en 2018, la encuestadora Parametría reveló que 62% de los residentes de la ciudad estaban en desacuerdo con la instalación de la cervecera, mientras que en el valle de Mexicali un 59% de los encuestados la rechazó.

“Hay ese riesgo, pero yo no lo temo”, comentó Daniel Solorio Ramírez, exjurídico de la Universidad Autónoma de Baja California e integrante de la agrupación “Sí al plebiscito”, cuando se le enumeraron aspectos adversos como el respaldo del gobernador a la cervecera o el cúmulo de dinero que ésta pudiera destinar para manipular el voto, o la simple apatía de los mexicalenses ante el enfriamiento del tema.

Martha Elvia, encargada de organizar la obtención de 40 mil firmas para demandar la realización de un plebiscito en el año 2019 y que el Instituto Estatal Electoral desechó por considerarlo un tema “de no trascendencia”, está más confiada y se ve feliz por la consulta. Su cara refleja inocencia, comparada con el gigante económico que es la Constellation y razona:

“El pueblo no se está informando sobre la CB a partir de esta fecha, lleva tres años luchando contra la cervecera. No tenemos porqué pensar que va a ser motivo de trampa”.

Opositores a la instalación de la cervecera Constellation Brands en Mexicali. Foto: Especial
Opositores a la instalación de la cervecera Constellation Brands en Mexicali. Foto: Especial

Luego lanza: “vamos a ganar y la empresa va a perder; pero si no se logra por la vía de la consulta, lo haremos con la resolución de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Pero no vamos a parar nunca”

 

Un amparo, una denuncia

Aunque el 25 de abril de 2015 se presentó el proyecto “Gataway” para que Constellation Brands se instalara en las afueras de la ciudad de Mexicali, con una demanda de 20 millones de litros de agua anuales durante 50 años, de los cuales 15 millones de metros cúbicos se extraerían del acuífero y los otros 5 millones de metros cúbicos de la red de agua potable, fue hasta enero de 2017 que los mexicalenses se enteraron de su existencia.

El 12 de enero de 2017, habitantes de Mexicali realizaron una marcha en contra del aumento a las gasolinas; el 15 se logró la concentración de 60 mil personas, quienes lograron echar atrás la ley que privatizaba el agua, y el 19 de enero, Rigoberto Campos, acompañado de varios campesinos, bloqueó con tractores las entradas de la CB, futura y voraz consumidora del agua de agricultores y citadinos.

En ese momento, las marchas y bloqueos se convirtieron en Mexicali Resiste. Rigoberto Campos encabezó a los agricultores y fue él quien, el 1 de febrero de 2017, interpuso una denuncia ante la Comisión Nacional del Derechos Humanos (CNDH) por la violación al derecho humano al agua, en perjuicio de la población en general y de agricultores del Valle de Mexicali, debido a la instalación de la cervecera.

Desconfiado, Rigoberto Campos suelta: “esta bien la consulta, pero debe ir a la par del cumplimiento de las recomendaciones de la CNDH. Yo me sorprendí por la fecha, pero más porque se anuncia que la hará Gobernación”.

Para documentar su desconfianza, Campos enlista hechos y lanza varias preguntas: “A ver, ¿quién va a hacer la consulta? ¿La secretaria de quien está a favor de que Jaime Bonilla se quede cinco años en la gubernatura cuando le corresponden dos? ¿Con quién va a operar?, pues con el subsecretario de Gobernación Ricardo Peralta que vino a maicear a los diputados para que votaran los cinco años. Porque de ellos depende esta muchacha Diana Álvarez que fue a quien anunciaron como encargada.

“La consulta le puede favorecer a la CB, la cervecera va a llevar acarreo, y si Bonilla la va a apoyar, como ya lo ha hecho en público, pues va a operar su estructura, solo hay que recordar que él mismo dijo que no se podía consultar cada inversión que viniera”.

Para Rigoberto Campos, el camino debió ser, primero, el cumplimiento de las recomendaciones de la CNDH, la cual el 6 de febrero pasado emitió 11 recomendaciones contra el estado y 15 contra la Comisión Nacional del Agua.

“Las más importante es el establecimiento del protocolo para asegurar el agua a la ciudad, luego la realización de un estudio hídrico y le sigue adecuar las leyes estableciendo el derecho al agua como un derecho humano. Es una ruta muy larga, pero primero se debió dar cumplimiento a ello, por eso digo que consultar un derecho humano es un doble discurso”.

“¿Por qué ayer sí al plebiscito y hoy no a la consulta? Porque el plebiscito estaba basado y fundado en el derecho humano al agua y a un medio ambiente sano y equilibrado, pero después de las recomendaciones de la CNDH, todo dio un giro. Ella no solo dice que es un derecho, sino que además establece que se violó la ley en la entrega de ciertos permisos a la CB”.

Campos dice que los agricultores confían en que la gente salga a votar en la consulta “porque estamos confiados en el descontento que hay, nada más que necesitamos saber en qué condiciones viene la consulta, porque si se va a permitir el acarreo, si no vamos a tener injerencia en el conteo de boletas o se nos deja fuera de cómo tiene que ser la pregunta para que no vaya sesgada, entonces sí se nos pone en un riesgo de que haya fraude”.

Los agricultores que están en contra de la cervecería, mediante Rigoberto Campos, han establecido contacto con la CNDH y buscarán a la Semarnat para que los oriente, “porque su perspectiva es técnica y ambiental”, y “Gobernación va a abordarla desde el punto de vista político, como sucedió en la consulta de la termoeléctrica de Huexca”.

Para Rigoberto Campos, luego de la visita que realizó la directora de Conagua, Blanca Jiménez, la directora de Profepa y el titular de Semarnat, Víctor Toledo, a la ciudad de Mexicali, calificando de “fantasmagóricas” las posiciones de los colectivos que aseguran que no hay agua para la cervecera y para el consumo humano al mismo tiempo, pero que, por otro lado, aceptaron que la cuenca vive un estrés hídrico, y la posterior resolución de la CNDH que respalda a quienes están en contra de la instalación de la cervecera, “el presidente tomó una decisión salomónica” que fue, realizar una consulta.

“Una decisión política, lamentablemente en nuestro país los temas de derechos humanos o tan técnicos como éste se siguen decidiendo de manera política, porque si el presidente lee la recomendación dela CNDH, diría que se respeten las leyes y que la Profepa, Conagua y Semarnat hagan lo que tienen que hacer”.

Recuerda que hubo violaciones a las leyes como, por ejemplo, el que se transfiriera el derecho de agua agrícola a industrial, cuando eso está prohibido. Que lo transfiriera un ejidatario a la Constellation, cuando eso lo decide el ejido, que es la persona moral que tiene la concesión.

Por lo anterior, Campos interpuso el 11 de marzo una queja ante la CNDH por la intromisión del Ejecutivo al no querer cumplir las recomendaciones, y un amparo contra la realización de la consulta.

Esta última se presentó el mismo 11 de marzo ante el Juzgado Tercero de Distrito en el estado de baja California.

En el reclamo se lee que el amparo es “por la consulta popular con respecto de la instalación o no de la compañía cervecera conocida como Constellation Brands en el ejido El Choropo, que se encuentra ubicado en el kilómetro 10.5 de la carretera San Felipe, Baja California, en el Valle de Mexicali, y todos los actos, resoluciones y trámites para la implementación y ejecución de la consulta popular ordenada por la autoridad”.

El amparo interpuesto por Rigoberto Campos. Foto: Especial
El amparo interpuesto por Rigoberto Campos. Foto: Especial

Este lunes, el juez podría determinar si admite la solicitud de amparo.

Pero la posición de los agricultores no es respaldada por otra veintena de colectivos, quienes como Martha Elvia sostiene que si la CNDH le dio el golpe a la decisión de instalar la cervecería, violentado leyes locales y federales para que se instale y cuente con agua suficiente, “la consulta es el puntillazo”.

Y si no es con la consulta, los colectivos aseguran que detendrán la cervecera “con el arma poderosísima de la CNDH”, la cual recomienda investigar la legalidad de la cesión de derechos de agua a la CB y realizar el estudio de disponibilidad de agua para los próximos 50 años. Por lo pronto, las Resistencias que en 2017 movilizaron 60 mil personas y echaron abajo la privatización del agua, aseguran que la consulta se ganará.

Comentarios

Load More