Sindicalistas piden a AMLO “sacar del olvido y la opacidad” al IMP

El terreno que ocupará la Refinería de Dos Bocas. Foto: CEMDA El terreno que ocupará la Refinería de Dos Bocas. Foto: CEMDA

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Sindicato Independiente de Trabajadores Técnicos y Profesionistas del Instituto Mexicano del Petróleo (SITTPIMP) pidió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador “sacar del olvido y la opacidad al IMP, extirpando la corrupción administrativa y sindical”.

En el marco del 82 aniversario de la expropiación petrolera, que se celebra el 18 de marzo, el secretario general del SITTPIMP, Francisco Arroyo, solicitó corregir “las desviaciones estructurales que le injertaron (al IMP) los gobiernos anteriores” y alinear su operación a los objetivos que impulsó Petróleos Mexicanos (Pemex) en esta nueva etapa.

En una carta que entregará a la Presidencia de la República y a las secretarías del Trabajo y Previsión Social (STPS), de Energía y de la Función Pública (SFP), así como a Pemex y al Congreso de la Unión, entre otros, el gremio puntualiza:

“Sin explicación evidente se sigue desperdiciando el potencial del IMP y sólo se le está utilizando para lo referente a la refinería de Dos Bocas, tema cuya importancia se ha vuelto coyuntural, pero que ha dejado en el completo abandono al resto de las capacidades científicas y tecnológicas del Instituto Mexicano del Petróleo”.

Cita el caso del Centro de Tecnologías para Aguas Profundas (CTAP), que repentinamente cambió de nombre y de objetivos “para darle gusto” al gobierno actual, nombrándolo Centro de Tecnologías para Exploración y Producción (CTEP), “como si migrar de un objetivo a otro consistiera en sólo cambiar de membrete”.

Para el rescate del IMP, indica, es necesario combatir y erradicar la corrupción del Sindicato Nacional de Trabajadores del IMP (SNTIMP), que mantiene una relación impúdica con la actual dirección del Instituto, “totalmente inexplicable en tiempos de la Cuarta Transformación”.

Añade: “Esa corrupción sindical ha significado de manera gradual y creciente la destrucción del tejido institucional, el desprecio por la legalidad y el triunfo de la ilegitimidad y la inmoralidad, convirtiéndose en uno de los mayores obstáculos para el desarrollo e impulso que el IMP debe brindar a Petróleos Mexicanos”.

Finalmente, tras destacar que la actual dirigencia sindical “corrupta”, que detenta la titularidad del contrato colectivo de trabajo, se ha mantenido inamovible por 20 años, pide a las autoridades competentes tomar cartas en el asunto.

Load More