Merkel califica la epidemia como el peor desafío desde la Segunda Guerra Mundial

La canciller alemana, Angela Merkel, en un discurso televisivo. Foto: Fabian Strauch/ DPA vía AP People watch as German Chancellor Angela Merkel delivers her first direct TV address to the nation in over 14 years in power, in a living room, in Oberhausen, Germany, Wednesday, March 18, 2020. For most people, the new coronavirus causes only mild or moderate symptoms, such as fever and cough. For some, especially older adults and people with existing health problems, it can cause more severe illness, including pneumonia. (Fabian Strauch/dpa via AP)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En una alocución televisiva inédita, la canciller alemana Angela Merkel urgió a sus connacionales a “tomar en serio” la pandemia del Covid-19 y las medidas drásticas implementadas para controlarla, pues “desde la Segunda Guerra Mundial –dijo– no ha habido un desafío para nuestro país que dependa tanto de nuestra acción conjunta y solidaria”.

Alemania, pilar de la economía de la Unión Europea –nuevo epicentro de la pandemia–, registra incrementos importantes de casos de personas infectadas por el coronavirus, a un ritmo de cerca de mil por día; hasta este miércoles las autoridades habían reportado 8 mil 198 casos positivos y 12 muertes.

“El coronavirus está cambiando la vida de nuestro país de forma dramática. Nuestra idea de normalidad, vida pública e interacción social están siendo puestas a prueba como nunca antes”, declaró Merkel, y anunció la instalación de hospitales en hoteles y mercados para evitar el colapso de los servicios de reanimación en el país que, apuntó, “tiene quizás el mejor servicio de salud en el mundo”.

La nación europea impulsó algunas de las medidas más fuertes para contener la propagación del virus: el pasado 15 marzo, la canciller alemana anunció el cierre casi total de sus fronteras con Francia, Luxemburgo, Suiza, Austria y Dinamarca; aparte, el gobierno alemán pidió a sus ciudadanos que se queden en sus casas –sin medidas drásticas de confinamiento, como en Francia– y no salgan de vacaciones.

“Si no logramos reducir de manera efectiva los contactos entre la gente durante algunas semanas, es posible que en dos o tres meses tengamos hasta 10 millones de personas infectadas en Alemania”, advirtió más taemprano Lothar Wieler, director del Instituto Epidemiológico Robert-Koch.

Load More