Estallido de Covid-19 regional presionará economía, especialmente en México: FMI

Mesas de prevención por coronavirus, instaladas en el PAN. Foto: Octavio Gómez Medidas preventivas para evitar el contagio de coronavirus. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que los estallidos locales de coronavirus (Covid-19) en América Latina presionarán la actividad económica en el próximo trimestre y agravarán condiciones empresariales de por sí inciertas, especialmente en México.

De acuerdo con el organismo internacional, el Covid-19 se está propagando con gran rapidez.

“Ya no se trata de una cuestión regional: es un reto que exige una respuesta internacional. Los países de América Latina y el Caribe se han visto golpeados por la pandemia después que otras regiones, lo cual les brinda la oportunidad de aplanar la curva de contagio”, acotó.

Además de reforzar la reacción de la política sanitaria, muchos países de la región están tomando medidas de contención, como cierres de fronteras y de escuelas y otras medidas de distanciamiento social.

CCE propone a AMLO decálogo para evitar que caiga la inversión y preservar el empleo

Esas medidas, agregó, sumadas a la desaceleración de la economía mundial y a la perturbación de las cadenas de suministro, la caída de los precios de las materias primas, la contracción del turismo y el marcado endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, están paralizando la actividad en muchos países latinoamericanos y opacando drásticamente sus perspectivas económicas.

De hecho, dejó claro que la recuperación que habíamos previsto hace unos meses para la región no ocurrirá, y no descartar la posibilidad de que 2020 sea un año de crecimiento negativo.

A decir del FMI, la actividad del sector de los servicios probablemente será la que más sufra como consecuencia de las campañas de contención y distanciamiento social; el turismo y la hostelería, así como el transporte, serían sectores particularmente afectados.

Además, abundó, los países con infraestructuras sanitarias deficientes y limitado margen de maniobra fiscal para ampliar los servicios de salud pública y respaldar a los sectores y los hogares afectados se verían sometidos a una presión significativa.

No solo eso, la desaceleración de la actividad económica estadunidense recortará el comercio internacional, la inversión extranjera directa, los flujos turísticos y las remesas.

Para el organismo, será crucial que se adopten medidas focalizadas en el plano fiscal, monetario y los mercados financieros a fin de mitigar el impacto económico del virus.

“Los gobiernos deben recurrir a transferencias monetarias, subsidios salariales y medidas de alivio tributario para ayudar a los hogares y empresas afectados a hacer frente a esta interrupción repentina y temporaria de la producción”, señaló.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso