Italia mantiene el récord de muertes: suma 627 en sólo un día

Una monja usa cubrebocas en el Instituto de las Hijas de San Camilo en Grottaferrata, cerca de Roma. Los brotes de coronavirus han afectado también conventos en la capital de Italia. Foto: AP / Roberto Monaldo / LaPresse Una monja usa cubrebocas en el Instituto de las Hijas de San Camilo en Grottaferrata, cerca de Roma, Italia. Foto: AP / Roberto Monaldo / LaPresse

ROMA (apro).- Nuevo récord de muertes en Italia. Tras superar el jueves a China por número de fallecimientos en el mundo por coronavirus, Italia volvió a batir su propia marca en la dramática guerra contra el Covid-19. Un total de 627 personas murieron en 24 horas, según el balance cotidiano que divulga Protección Civil de Italia.

Con ello, el país europeo alcanzó este viernes la cifra de 4 mil 032 personas que han perdido la vida desde el inicio de la pandemia en Italia, de los cuales más de la mitad se encuentran en la región de Lombardía (norte), epicentro del contagio italiano.

El dato sobre los contagiados también registró un aumento notable. En un solo día, se alcanzó la cifra de 47 mil 021 infectados, una subida de 5 mil 986 más que el jueves. En cambio, el número de personas que se han curado, único dato positivo de la jornada, llegó a los 5 mil 129, 689 más que el día anterior.

Ante este dramático escenario, el gobierno nacional se está planteando tomar medidas más estrictas para frenar el contagio, más aún después de que los científicos chinos llegados a Italia criticaran a las autoridades italianas por no tomar medidas más férreas para impedir que las personas salgan de sus casas.

“No sé qué están pensando”, se lamentó el vicepresidente de la Cruz Roja china, Sun Shuopeng.

“Todas las actividades económicas deben detenerse, todos deben quedarse en casa, todos deben hacer su contribución”, añadió. “Aquí no hay medidas lo suficientemente estrictas, hay personas en la calle, el transporte público funciona, hay personas en hoteles, no se ponen las máscaras. No sé qué están pensando”, insistió, en una conferencia de prensa.

Italia echa mano de su ejército para hacer cumplir la cuarentena por la pandemia

En esta misma línea, el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana, que pertenece al partido ultraderechista de la Liga (de signo opuesto al Gobierno nacional), también pidió la intervención del ejército en las calles para frenar el avance del brote.

Demasiadas personas en las calles

Los expertos chinos “se asombran de demasiadas personas en las calles, demasiadas personas que usan el transporte público y pocas personas con máscaras”, dijo el jueves Fontana, quien en estos momentos se encuentra bajo presión y ha tenido que pedir reiteradamente ayuda al Gobierno y a los órganos nacionales.

La situación no es para menos. Los hospitales de Lombardía, en particular los de la ciudad de Bérgamo, se encuentran en estas horas desbordados ante el elevado número de pacientes, el personal sanitario y los médicos están exhaustos, y ya no hay sitio ni para los cadáveres. Tanto así que esta semana decenas de camiones del ejército tuvieron que transportar largas hileras de ataúdes de fallecidos, todos víctimas del coronavirus, para que pudieran ser incinerados en los lugares.

De ahí que el gobierno esté seriamente planteándose de cerrar las escuelas y las universidades hasta el próximo ciclo escolar, que empieza en septiembre próximo, así como clausurar hasta el fin de la pandemia todas las actividades industriales que no sean absolutamente indispensables, como la producción de electrodomésticos o la construcción.

En paralelo, continúan las labores para la construcción o habilitación de hospitales exprés para alojar a futuros pacientes, entre ellos uno en Roma y otro en Bérgamo. En Génova, incluso ha sido acondicionado un ferry para alojar a unos 300 enfermos de coronavirus.

A unos 150 kilómetros de la capital italiana, también fue confinada completamente la cuidad de Fondi, donde viven 37 mil habitantes y ya hay unos 600 contagiados. La policía clausuró todas las vías de entrada y salida, para evitar que el contagio pueda extenderse a otras localidades cercanas, permitiendo solo la circulación de camiones del cercano mercado ortofrutícola, uno de los más importantes para el abastecimiento de frutas y verduras de la Italia central y meridional.

Load More