Por cierre de frontera, México mantendrá a migrantes solicitantes de asilo en EU

Migrantes centroamericanos en su camino a Estados Unidos por México Foto: AP Migrantes centroamericanos en su camino a Estados Unidos por México Foto: AP

WASHINGTON DC (proceso.com.mx).– Durante el cierre parcial de la frontera entre México y Estados Unidos, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se hará cargo en el territorio nacional de los centroamericanos solicitantes de asilo rechazados por la administración de Donald Trump.

“Mantendremos en México a los migrantes centroamericanos a quienes el gobierno de Estados Unidos no les permita presentar su pedido de asilo en sus garitas migratorias de su frontera sur”, explicó a Proceso un alto funcionario del gobierno lopezobradorista.

“Solamente recibiremos a los migrantes centroamericanos que ya se encuentran en México y registrados ante el Instituto Nacional de Migración (Inami), a quienes por este cierre temporal los regresen de Estados Unidos al llegar a las garitas a pedir asilo, o que sean detenidos por los agentes migratorios”, acotó el funcionario mexicano.

DEBES LEER:

Por Covid-19 sellan frontera México-EU, excepto para “viajes esenciales”

La aclaración del gobierno de AMLO se hacer por las imprecisiones informativas surgidas a raíz del acuerdo con Trump de cerrar parcialmente la frontera común entre México y Estados Unidos por un plazo de 30 días, plazo que inició el primer minuto de este 21 de marzo.

Medios de comunicación estadounidenses reportaron que bajo el acuerdo fronterizo el gobierno mexicano se comprometió a recibir a los migrantes centroamericanos rechazados o detenidos en la frontera sur de los Estados Unidos por las medidas de prevención contra el Covid-19.

El sello parcial de la frontera es una medida bilateral para contener el contagio y propagación de la pandemia.

Durante el plazo de 30 días -sujeto a revisión para ampliarse o eliminarse-, por México no podrán ingresar a Estados Unidos en automóvil o caminando ninguna persona con visado de turista y mucho menos los migrantes indocumentados de cualquier nacionalidad.

Excluidos del cierre están el comercio, los ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes, los mexicanos con visado estudiantil, que necesiten servicios médicos especiales, trabajadores temporales agrícolas y los fronterizos, quienes entran y salen diariamente de Estados Unidos.

Con la condición de mantener en reserva su nombre y puesto, el funcionario mexicano expuso que, de ninguna manera, en este periodo de cierre fronterizo México recibirá a migrantes centroamericanos indocumentados detenidos por las autoridades estadunidenses.

“En el caso de los centroamericanos indocumentados y detenidos en su intento por pasar a Estados Unidos, será el gobierno del presidente Trump el que se encargue de repatriarlos a su país de origen y lo mismo con ciudadanos de otras nacionalidades”, afirmó el funcionario.

TE PUEDE INTERESAR:

AMLO agradece a Trump por no cerrar la frontera ante epidemia de Covid-19

– ¿Hay garantía y seguridad de que México recibirá solamente a los migrantes centroamericanos registrados por el Inami, y no a indocumentados de la misma región o de otros países?, se le insiste.

– Mil por ciento, contesta raudo el funcionario del gobierno de AMLO.

El pasado viernes 20 de marzo y al momento de anunciar el acuerdo del cierre fronterizo, el propio presidente Trump aclaró que su gobierno deportaría a México exclusivamente a migrantes indocumentados mexicanos detenidos por sus agentes migratorios.

“A los migrantes que no sean mexicanos no los enviaremos a México, porque México tomaría a otras personas que no son de México; a los de Guatemala, Honduras, El Salvador y otros países los mandaremos a la nación de la que vienen”, enfatizó Trump en la Casa Blanca.

En las negociaciones del acuerdo, el gobierno de AMLO contuvo los intentos de la Casa Blanca de imponer la deportación al territorio mexicano de todos los que fueran detenidos en su intento por ingresar como indocumentados a Estados Unidos, fueran de donde fueran.

Adicionalmente, la presidencia de Trump, apelando a razones de salud pública por la amenaza de la pandemia del Covid-19 e ignorando el debido proceso, deseaba también mandar a México a los migrantes solicitantes de asilo que esperan dentro de Estados Unidos la resolución a sus casos por parte de una corte federal de inmigración.

“El gobierno de Estados Unidos es el responsable los migrantes indocumentados que no sean mexicanos y de someterlos a cuarentena de ser el caso, para luego repatriarlos a sus países de origen; punto”, subrayó el alto funcionario del gobierno de AMLO.

En estos momentos y de acuerdo con las cifras y cálculos oficiales del gobierno mexicano, habría en la frontera norte del país unos 60 mil migrantes centroamericanos acogidos y registrados bajo el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés).

Las autoridades mexicanas hacen la aclaración de que cientos, sino miles de estos migrantes centroamericanos en espera de llegar a las garitas migratorias de Estados Unidos para pedir asilo, ya se han regresado a su país de origen y que otros salieron y volvieron.

A 48 horas de que entrara en vigor el cierre parcial de la frontera, el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reportó al Inami que estaba deteniendo en su frontera sur a un promedio diario de mil 220 inmigrantes indocumentados.

“De este total unos mil 050 son ciudadanos mexicanos que son repatriados casi de inmediato”, matiza el funcionario del gobierno de AMLO.

En junio del año pasado y por las amenazas del presidente Trump de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas, el gobierno de AMLO aceptó que se quedaran en México lo migrantes centroamericanos en busca de asilo en los Estados Unidos.

Por la implementación del MPP, de entre los 60 mil migrantes centroamericanos que se encuentran hoy en la frontera norte; algunos están esperando respuesta a su pedido de asilo en Estados Unidos y otros aguardando el permiso para llegar a la garitas para presentarlo.

Las autoridades migratorias reciben y registran diariamente en el MPP entre 40 y 60 centroamericanos, para asignarles permisos de trabajo temporal y/o asilo, pero un 40% de estas personas ya no se presentan a las audiencias para la revisión de su estatus de permanencia en México.

“Muchos de estos migrantes se regresan a sus países y otros, contrario a lo que se les aconseja, intentan ingresar como indocumentados a Estados Unidos, a estos son los que recibiremos, repito; sólo a los estén registrados ante el Inami”, remata el funcionario mexicano.

Comentarios

Load More