Cuando la confianza se pierde “es muy difícil volver a recuperarla”: Coparmex a AMLO

López Obrador, en la mañanera. Foto: Benjamín Flores López Obrador, en la mañanera. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la consulta en la que ciudadanos de Mexicali rechazaron las operaciones de la cervecera Constellation Brands, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, lanzó una advertencia al presidente Andrés Manuel López Obrador:

“En el mundo empresarial, la confianza es tan importante como en la vida privada. Cuando se pierde es muy difícil volver a recuperarla”.

De acuerdo con el líder patronal, la señal que esta administración envía con la realización de la consulta –sábado 21 y domingo 22– es muy grave, al grado que, dijo, muestra a los posibles inversores un marco normativo débil, manipulado por intereses políticos y populistas que brindan poca confiabilidad en el gobierno.

Y lanzó: “Vamos a hacer todo lo que está en nuestras manos para no permitir que se gobierne con políticas que no generan desarrollo ni abonan a un México más equitativo. Actuaremos asimismo para que el gobierno federal no haga más severos los efectos de la crisis tomando decisiones erróneas”.

De Hoyos Walther elevó el tono al señalar que la consulta popular sobre Constellation Brands no ha respetado la aplicación del marco legal vigente, ni ha trabajado por lograr una vida con mejores oportunidades para las familias mexicalenses.

“Un puñado de personas no puede decidir el futuro de una inversión de miles de millones de dólares, de lo contrario seguiremos cayendo en los índices de confianza de inversión extranjera directa, como el de AT Kearney, en el que descendimos ocho lugares, colocándonos en el último”, atizó.

Los reproches

El empresario de origen bajacaliforniano echó en cara a López Obrador las veces que ha mermado la confianza del empresariado mexicano, y detalló:

1. 2019 fue el primer año de gobierno del presidente López Obrador. No hubo crisis ni recesiones internacionales, pero sí errores y omisiones que llevaron a los empresarios a desconfiar de su gobierno.

2. Otro ejemplo de la caída en la confianza en el gobierno es lo mal evaluadas que salieron las instituciones mexicanas en el último índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial. “Nuestro gobierno nos resta competitividad ante el mundo”.

3. En noviembre de 2018, como presidente electo, el tabasqueño canceló “por medio de otro ejercicio participativo, sin reglas ni arbitro”, otra inversión de gran magnitud como era el aeropuerto de Texcoco. Esa decisión costó al país 270 mil millones de pesos.

En suma, remató, un año después, en plena contingencia sanitaria, misma que tendrá efectos negativos en nuestra economía aun incuantificables, el gobierno decidió continuar por el sendero equivocado.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso