Más de 40 millones de personas, en emergencia laboral por Covid-19: ONG

La emergencia laboral podría impactar a personas que trabajan por su cuenta y a las que laboran en pequeñas empresas, advirtió Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. Foto: Germán Canseco La emergencia laboral podría impactar a personas que trabajan por su cuenta y a las que laboran en pequeñas empresas, advirtió Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Alrededor de 7.7 millones de personas desempleadas, 12 millones que trabajan por su cuenta y 21 millones que laboran en micro y pequeñas empresas serán los grupos más afectados en lo laboral ante la emergencia sanitaria por la propagación de la pandemia de Covid-19, consideró la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

En ese sentido, su coordinador, Rogelio Gómez Hermosillo, urgió al gobierno a preservar el empleo, el ingreso y la salud de quienes trabajan y no sólo pensar “primero y únicamente” en protegerlos ante eventuales despidos.

“La pandemia del Covid-19 que afecta a México y gran parte del mundo, plantea una emergencia en el mercado laboral que coloca a más de 40 millones de mexicanos en una situación de emergencia laboral ante las acciones de mitigación y contención del virus y, sobre todo, ante medidas de ajuste económico que están adoptado empresas privadas y gobiernos”, señaló.

Antes de la crisis sanitaria los trabajadores ya laboraban sin condiciones dignas, por lo cual es urgente adoptar medidas para proteger el empleo, el salario y el acceso a los servicios de salud de los mexicanos, alertó.

“La amenaza sanitaria se traduce también en un alto riesgo de incrementar la pobreza y la desigualdad ante medidas de ajuste económico que producen desempleo o reducen ingresos”, señaló.

Sin acceso efectivo a seguridad social

A esto sumó que casi 27 millones de trabajadores no tienen acceso efectivo a los servicios de salud de la seguridad social.

“La mayoría de quienes trabajan por su cuenta (12.2 millones) y también porque aun teniendo un trabajo asalariado y subordinado se le viola la afiliación obligatoria a la seguridad social (15 millones). A los que se suma los 7.7 millones que no tienen trabajo. Gran parte de las personas que trabajan en México viven al día”, agregó.

Entre quienes trabajan con salario y de manera subordinada, 14.8 millones carecen de ingreso suficiente para mantener una familia. Y entre quienes trabajan por su cuenta, otros 6.1 millones tampoco ganan el equivalente al costo de dos canastas básicas, indicó.

Por eso, Frente a la Pobreza hizo un llamado al gobierno para adoptar las medidas urgentes que estén a su alcance para proteger el empleo y el ingreso laboral de los mexicanos que trabajan y también llamó a las empresas a tomar medidas alternas de ajuste económico y no pensar primero y únicamente en el recorte laboral.

“En esta situación se deben respetar los derechos laborales y no agudizar la precarización del trabajo. La organización civil urge empezar a delinear qué medidas se requieren para que una vez superada esta situación -deseablemente en pocos meses- se puedan enfrentar los efectos y evitar que quienes viven con mayores carencias y vulnerabilidad asuman un costo mayor”, enfatizó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso