CNDH pide a Cancillería y al INM repatriar a extranjeros varados en territorio mexicano

Rosario Piedra Ibarra, nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Foto: Octavio Gómez Rosario Piedra Ibarra, nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) conminó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y al Instituto Nacional de Migración (INM) a tomar medidas para “repatriar a los extranjeros varados en territorio mexicano”, ante la sobrepoblación en las estancias migratorias y el riesgo latente del contagio de Covid-19.

En un comunicado, el organismo manifestó su preocupación por el “aumento de personas en contexto de migración alojadas en estaciones migratorias y estancias provisionales” del INM que no han podido salir de México ante el cierre de fronteras por la contingencia sanitaria mundial.

En ese sentido, llamó a la Cancillería y al INM a “gestionar los acuerdos internacionales que se requieran, a fin de implementar mecanismos que faciliten la digna y sana repatriación de extranjeros varados en territorio mexicano”.

El viernes 20, la Red de Naciones Unidas sobre Migración hizo recomendaciones a los Estados parte de la ONU para atender el tema migratorio en medio de la contingencia sanitaria por el Covid-19, entre ellas las relacionadas con “el retorno forzoso y la detención de migrantes”, que “deben llevarse a cabo de acuerdo con las obligaciones de derechos humanos, y es posible que deban ajustarse para garantizar que sean compatibles con estrategias efectivas de salud pública y mantengan condiciones adecuadas”.

El documento de la ONU también incluye recomendaciones relacionadas con estancias migratorias: “Los centros de detención de inmigrantes generalmente están superpoblados y carecen de atención médica y saneamiento adecuados. Con el fin de evitar una propagación del virus, los Estados deben establecer las medidas necesarias para proteger la salud de los migrantes en estas instalaciones y establecer urgentemente alternativas a la detención sin custodia como una medida para mitigar estos riesgos”.

El organismo agregó que, con el cierre de fronteras, turistas y personas migrantes, “en específico aquellas que se encuentran alojadas en los recintos migratorios del INM por estar en situación irregular en México, quedaron varadas sin la posibilidad de regresar a sus países de origen, aun cuando es su deseo y voluntad”.

Justificó que el cierre de fronteras por la contingencia sanitaria imposibilita al INM “ejecutar los procedimientos jurídicos migratorios para este grupo de personas, ya que no es viable retornarlos a sus países de origen por las medidas de emergencia tomadas por sus respectivos gobiernos”.

La CNDH invocó un documento firmado en mayo de 2006 por el gobierno de Vicente Fox con los gobiernos de Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador, para repatriar a “nacionales centroamericanos vía terrestre”, siendo “un mecanismo regional que permitiera instrumentar y ejecutar medidas adecuadas para garantizar el traslado de personas de origen guatemalteco, salvadoreño, hondureño y nicaragüense que se encuentren a disposición de las autoridades migratorias mexicanas”.

Comentarios

Load More