Sedena desmiente a Murat: Hospital de Juchitán no está listo

El Hospital de Juchitán, que construye Grupo México. Se espera que esté listo en seis meses. Foto: Twitter @Outletminero El Hospital de Juchitán, que construye Grupo México. Se espera que esté listo en seis meses. Foto: Twitter @Outletminero

OAXACA, Oax. (apro).- Una vez más, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa quedó evidenciado, luego de que a Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que el Hospital de Especialidades Materno-Infantil no está terminado, no tiene agua, luz, ni drenaje, y no puede ser utilizado en esta emergencia por el Covid-19.

Apenas 72 horas antes, el mandatario oaxaqueño alardeó: “Seremos el estado que tenga el equipamiento más nuevo y moderno en todo el país en cuatro hospitales”. Se refería a los nosocomios inconclusos de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, de Especialidades Materno-Infantil en Juchitán, el Rural de Tlaxiaco (suspendida su inauguración por la renta de equipo usado) y el de Tanivet. De este último los trabajadores de salud desconocen su existencia.

El comandante de la 46/Zona Militar con sede en Ixtepec, Oaxaca, Higinio Gabriel Castillo Olvera, precisó que el Hospital de Especialidades Materno-Infantil que construye el Grupo México (GM) en la ciudad de Juchitán, se encuentra al 93% de su construcción y su equipamiento demorará seis meses.

La realidad es que el nosocomio no tiene agua, ni luz, ni drenaje, y el próximo 20 de abril se pretende entregar la obra concluida. “Para su equipamiento se estima tarde seis meses, porque mucho del material o equipamiento no se produce en México. Por consiguiente, no me han dado instrucciones para que lo reciba”, apuntó Castillo.

Luego que el gobernador hizo el anuncio de que ese hospital se utilizaría en la emergencia por el coronavirus, el comandante fue enviado a reconocer cuál es el estado que guarda el nosocomio.

“Todavía no está terminada su construcción, está al 93% y todavía no está equipado, depende del Grupo México, del gobierno federal y gobierno del estado”.

Añadió: “Ya vine con ingenieros y están concluyendo el edificio, pero hacen falta la bajada de luz que necesita cierto voltaje; necesitan que se autorice conectarse a la red de agua potable y de drenaje de la ciudad, y la instalación de todo el equipamiento”.

Así lo señaló en una reunión de la Comisión Municipal de Salud a la que asistió el presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, y el jefe de la jurisdicción sanitaria número 2 Istmo, doctor Daniel López Regalado.

Detalló que, al entrevistarse con el superintendente encargado de la construcción del hospital, le comunicó que para el puro equipamiento se llevarían seis meses.

Entonces “no tiene nada. No lo estamos considerando (para atender casos de Covd-19). En determinado momento sólo puede servir de albergue para un cuerpo médico”, añadió el comandante de la 46/Zona Militar.

Y resaltó: “Anda fluyendo en las redes que nos lo van a entregar, pero cuando esté equipado. No tengo orden de recibirlo”.

El pasado 24 de marzo, Murat Hinojosa informó que en la pasada visita que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad se acordó con la Federación que los hospitales de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, así como el de Juchitán de Zaragoza, estarán administrados por las Fuerzas Armadas para la atención de pacientes con Covid-19.

Adicionalmente, apuntó, se agregarán los hospitales de Tlaxiaco y Tanivet, que tendrán a disposición 30 camas cada uno.

El Hospital de la Mujer y el Niño tiene capacidad para 120 camas y el de Juchitán para 60.

La inauguración del hospital de Tlaxiaco, que realizaría el presidente López Obrador el pasado 20 de marzo, se suspendió tras detectarse que equipo usado fue rentado por 15 días. La inauguración se pospuso para el próximo 1 de abril.

Comentarios

Load More