Yucateca varada en Perú por sospechas de tener Covid-19 pide ayuda a México (Video)

La yucateca Ethel Trujillo con su esposo, Isaías Rodríguez y Rivero, quien murió el pasado martes 24. Foto: Tomada de video La yucateca Ethel Trujillo con su esposo, Isaías Rodríguez y Rivero, quien murió el pasado martes 24. Foto: Tomada de video

MÉRIDA, Yuc. (apro).- La yucateca Ethel Trujillo, atrapada en Cusco, Perú, como caso sospechoso de Covid-19, luego de que su esposo falleció a causa de la pandemia, pidió auxilio para ser repatriada en alguno de los vuelos que la Cancillería mexicana enviará el 27 y 28 de marzo para rescatar a connacionales que no han podido regresar al país.

La mujer, profesora jubilada y casi octogenaria, llegó a Perú en un viaje misionero del Movimiento Cristiano Católico Pensiones. El grupo, de 25 yucatecos, fue sorprendido ahí por la pandemia. Todos lograron regresar, excepto ella y su esposo, Isaías Rodríguez y Rivero, quien murió el pasado martes 24.

Uno de sus hijos, el también maestro Alonso Rodríguez Trujillo, difundió el mensaje de su madre y pidió ayuda para que ella regrese a México, a su casa, pues se encuentra “aislada injustamente en Perú”.

“Mi madre, Ethel Trujillo Trujillo, la muy querida exprofesora y maestra de muchas generaciones de la Federal 5, se encuentra en circunstancias de aislamiento y secuestro por parte de la autoridad de salud asignada en Cusco, Perú”, señaló.

Denunció que a su madre la mantienen en condiciones inhumanas y, además, la altura y el clima de Cusco están resquebrajando su salud.

“La tienen encerrada en una habitación, no le cambian las sábanas, su comida, como en un campo de concentración, se la dejan en un plato en el piso para que ella la tome”, y ya no cuenta con ropa para cambiarse ni con los productos mínimos para su aseo.

“Sola, triste, confundida y con el dolor profundo de haber perdido a su esposo, mi padre, el profesor Isaías Rodríguez y Rivero, se encuentra ahora con problemas de salud, por la altitud y el frío en que se ubica esa población peruana”, indicó.

Rodríguez Trujillo destacó que la señora está en aislamiento desde la muerte de su esposo, pero hasta el día de hoy no se tienen los resultados de los análisis de las muestras que le tomaron desde el lunes 23 para saber si se contagió de Covid-19, porque según las autoridades sanitarias peruanas no hay reactivos.

El hotel donde está confinada su madre, abundó, hay 13 personas, trabajadores del establecimiento, a quienes las autoridades sanitarias también mantienen en “estado de secuestro” sin tener síntomas del virus. Tampoco se les permite atender “por humanidad” a la señora.

Aseguró que el gobierno de Yucatán intervino ante la Cancillería para que a su madre se le procure seguridad y asistencia en tanto se le repatria, y aunque la dependencia está atenta al caso –apuntó–, sus gestiones no han valido porque las autoridades de salud peruanas no han accedido a que se le lleve ningún tipo de ayuda, violando así sus derechos humanos.

“Por si fuera poco”, la cuarentena que terminaba el domingo 29 de marzo se prolongó, pues “la autoridad de ese país, en un esfuerzo de contener la pandemia, acordó nueva fecha del aislamiento social total hasta el 13 de abril”.

“Exhorto al presidente de Perú, Martín Vizcarra, al cual respeto por sus acertadas medidas de cierre de fronteras para contener la pandemia en ese país, a que en un gesto humanitario permita trasladar encapsulada en todo caso a mi madre a la ciudad de Lima, para sus atenciones de salud y , y repatriarla a México en uno de los vuelos que enviará el gobierno de México mañana viernes 27 y el sábado 28 de marzo”, clamó.

Y pidió al canciller Marcelo Ebrard que continúe “la gestión política internacional” para que a la brevedad se pueda repatriar a Ethel Trujillo.

“No quiera que en lugar de una urna de cenizas sean dos las que me regresen”, expresó.

Comentarios

Load More