CNDH condena asesinatos de periodista y defensora en Veracruz y SLP

Piedra Ibarra. Derechos humanos, Nombramiento conflictivo. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos fue condenada este lunes por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), luego de referirse a los asesinatos de una periodista en Veracruz y una defensora indígena en San Luis Potosí, ocurridos este lunes y el pasado domingo 22, respectivamente.

En comunicados por separado, el organismo urgió a las autoridades a considerar la labor periodística y de defensa como líneas de investigación para el esclarecimiento de los casos, y solicitó medidas cautelares para los familiares de las víctimas.

Sobre el homicidio de la periodista María Elena Ferral, corresponsal del Diario de Xalapa y Norte de Veracruz, la CNDH refirió que daba cobertura a acontecimientos de la región de Poza Rica y Papantla, y recibió cuatro impactos de bala al ser atacada por hombres armados que se desplazaban en motocicletas, en el centro de Papantla.

Sobre este caso, el organismo advirtió que Ferral había sido blanco de amenazas, por lo que demandó “a las autoridades de procuración de justicia la pronta y efectiva investigación de los hechos para dar con los responsables de la agresión y llevarlos ante la justicia para evitar que el caso quede impune”.

De acuerdo con el organismo, al conocer del ataque solicitó medidas cautelares a las fiscalías general de la República (FGR) y del estado de Veracruz, al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos, al gobierno federal y a la Secretaría General de Gobierno de la entidad, para dar protección a los familiares de la periodista.

“La CNDH reitera su preocupación por la falta de mecanismos idóneos por parte de la autoridad para prevenir y evitar los atentados contra periodistas y medios de comunicación que buscan inhibir el ejercicio de la libertad de expresión”, apuntó.

En el caso de Paulina López, defensora del territorio sagrado Wirikuta en San Luis Potosí, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el domingo 22, la CNDH destacó que con esa ejecución suman 52 defensores asesinados desde 2006, tres de ellos en lo que va de este año.

El organismo exigió una “investigación inmediata e integral de los hechos”, considerando la labor de defensa a favor del territorio indígena realizado por Paulina López, y expresó su “preocupación por la falta de mecanismos y estrategias idóneos de las autoridades para prevenir y evitar homicidios y agresiones a personas defensoras de derechos humanos, circunstancias que a su vez inhiben el ejercicio de su actividad y en muchos casos desfavorecen las causas que defienden”.

En ambos casos, se comprometió a dar seguimiento a “la evolución de los acontecimientos y de las investigaciones que realicen las autoridades”.

Para las organizaciones civiles, el cierre del año pasado fue devastador para defensores y periodistas, de manera que la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) registró 21 defensores asesinados, en tanto que Reporteros Sin Fronteras (RSF) ubicó 10 homicidios de periodistas.

Comentarios

Load More