Testimonios desmienten la versión del INM sobre el motín de Tenosique

Estación migratoria de Tenosique. Foto: Twitter @RubenFigueroaDH Estación migratoria de Tenosique. Foto: Twitter @RubenFigueroaDH

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Relatos de solicitantes de asilo detenidos en la Estación Migratoria de Tenosique durante el motín del martes pasado echan abajo la versión de las autoridades mexicanas y confirman que, ante los incendios de colchonetas, los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional impidieron la salida de las personas recluidas, entre ellas mujeres y niños.

Ello desembocó en la muerte de un solicitante de refugio guatemalteco de 42 años, y 14 personas fueron hospitalizadas después de asfixiarse; de acuerdo con los relatos, sin los esfuerzos de los migrantes por escapar de sus celdas, la tragedia pudo ser todavía peor.

“Quemen los colchones…”

José Gerardo Macajuela Mayé, el hijo del hombre fallecido, dijo al Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) que un agente de migración sugirió la idea del incendio, pues aconsejó a un grupo de hombres que exigían su puesta en libertad: “¿Saben cómo los puedo dejar salir? Quemen los colchones y yo automáticamente abro las puertas”.

“Pero ya a la hora de la hora, cuando vio demasiado humo, no abrió rápido las puertas, él se tardó mucho en abrir las puertas, por esto fue que nos asfixiamos bastante. Si él hubiera abierto las puertas, yo sé que hubiéramos podido salir”, lamentó y, tras explicar que ayudó a su esposa y su madre en salir del recinto, deploró que un agente de la Guardia Nacional no le permitió regresar por su padre.

Narró: “Quise regresar pero el guardia nacional ya no me dejó entrar, me dijo que si me pasara esta línea, él me golpearía. Yo sé que hubiera podido salvar a mi papá si me hubieran dejado entrar (…) cuando yo miro el humo y que no salía mi papá yo empecé a quebrar todos los vidrios para ver cómo sacarlo, pero no me dejaron entrar (…) Ya cuando otros compañeros lo sacaron de ahí venía con vida, solo que por la atención médica que no se la dieron muy rápido, él falleció”.

ONU exige al gobierno de México investigar la muerte de guatemalteco en Tenosique

“Nos trancaron la puerta”

En un audio de la entrevista, que la organización compartió con Proceso, el joven indicó que su padre, su esposa, su madre y su tío llevaban 17 días encerrados en el centro de detención –con 80 a 90 personas en una celda diseñada para la mitad de personas– de migratoria en espera de que se resuelva su solicitud de refugio; huyeron de Progreso, en Guatemala, por amenazas de muerte.

Por su parte, Katerin, una solicitante de asilo nicaragüense de 20 años, dijo al MMM que cuando empezó el pleito, escucharon gritos de “¡Queremos libertad!” y luego voces alarmadas que repetían “¡Fuego, fuego!”.

“En vez de dejarnos salir, ellos nos trancaron la puerta, los de estación de migración, nos trancaron la puerta, toditos, toditos ellos nos trancaron. Incluso había mujeres que estaban al fondo y ellos no las fueron a auxiliar, ni a los hombres, y no nos querían que auxiliar”, recordó la mujer, quien salió de su país con su esposo de 22 años y su hija de un año, y llevaba 14 días en detención.

“Había mujeres, niños, había cuatro niños que se estaban asfixiando porque no nos dejaban salir, estaban tracando mal las puertas, nos dijeron que nos esperáramos; ¿Cómo nos íbamos a esperar si nos asfixiábamos? Incluso dejaron a unos niños con su mamá, no los dejaron salir”, insistió.

Versión de La 72

Estas versiones refuerzan las versiones recabadas por el albergue de migrantes La 72, ubicado en el mismo municipio de Tabasco, según las cuales agentes del INM, de la Guardia Nacional (GN) y de la policía estatal tabasqueña se negaron a abrir las celdas para permitir la salida de las personas, a las que “detuvieron en la entrada principal, cerrando y poniendo candados, para evitar su huida”, a pesar del incendio que se propagaba.

“La muerte sucedida anoche en la Estación Migratoria de Tenosique es responsabilidad directa del Instituto Nacional de Migración (INM) y de su máximo responsable Francisco Garduño Yáñez, quienes no quisieron atender la raíz de las protestas en las Estaciones Migratorias de Tapachula y Villahermosa de la última semana, y que ya hacían presagiar una posible tragedia”, deploró la 72; enseguida, cuatro agencias de la ONU pidieron al gobierno mexicano que investigara y esclareciera lo sucedido en la estación migratoria.

El INM, por su parte, tardó 24 horas en ofrecer una versión oficial sobre los hechos en Tenosique: en un comunicado difundido anoche –en el que apenas mencionó la muerte del solicitante de refugio y la hospitalización de otras 14 personas–, la institución defendió la actuación “pacífica” de sus agentes.

La situación de los migrantes detenidos en las estaciones migratorias mexicanas empeoró a raíz de los cierres de fronteras implementados por los países centroamericanos en supuesta respuesta a la propagación del Covid-19; ello prolonga por un tiempo indefinido su detención en México, y genera tensiones al interior de los recintos del INM.

Comentarios

Load More