MSF pide al INM liberar a migrantes para evitar contagios de covid-19

Instalaciones de la Estación Migratoria de Tenosique. Foto: INM Instalaciones de la Estación Migratoria de Tenosique. Foto: INM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Médicos sin Fronteras (MSF) se sumó a la exigencia de organizaciones de derechos humanos de liberar a migrantes retenidos en Estaciones Migratorias bajo el resguardo del Instituto Nacional de Migración (INM) como medida preventiva ante la pandemia del covid-19.

En un comunicado y en una conferencia de prensa virtual, representantes de la organización humanitaria con presencia en las fronteras de México lamentaron que en la estrategia del gobierno mexicano para enfrentar la propagación del virus no se encuentren los sectores más vulnerables, entre ellos los migrantes.

Tras informar que el pasado 31 de marzo atendieron a 44 migrantes que fueron reubicados por el gobierno en el albergue La 72 de Tenosique, Tabasco, luego de ocurrido un incendio en la Estación Migratoria de ese municipio, la organización resaltó que, en las instalaciones del INM, con capacidad para 100 personas, había 170 que no tenían atención médica.

Entre los 44 atendidos había pacientes “con infecciones respiratorias y fiebre, que no recibieron ningún tipo de atención médica en las últimas dos semanas y no fueron aisladas del resto de la población”, como tampoco la recibieron personas con VIH, aunado a que denunciaron “la falta de agua y pésimas condiciones de higiene”, precisó Esmeralda Orozco, enfermera de MSF.

Testimonios desmienten la versión del INM sobre el motín de Tenosique

De acuerdo con la organización, en visitas a Estaciones Migratorias del sur de México, en 2019, advirtió que las personas ahí albergadas “no contaban con atención médica regular ni disponían entonces de servicios básicos como agua, entre otros factores que los convertían en caldos de cultivo ideales para la propagación de brotes de enfermedades, el covid-19, entre ellas”.

Por ello, pidió a las autoridades de México “que liberen a todos los migrantes que actualmente se encuentran en los centros de detención y aseguren el diagnóstico y la asistencia médica de aquellos que lo requieran para evitar contagios”.

En conferencia virtual, Loïc Jaeger, director general de MSF en México, y los especialistas Elena Vargas y Néstor Rubiano, lamentaron que en el país no se estén implementando medidas para atender a la población más marginada ni a los migrantes.

Si bien Jaeger reconoció que la pandemia “se ha convertido en un desafío para todos los países sobre la mejor forma de responder”, en el caso de México –abundó– “la verdad es que no hemos visto un plan ni acciones claras de las autoridades para la población más vulnerable”.

Aunque hasta ahora se ha establecido que las medidas efectivas para evitar la propagación del virus son el distanciamiento social y el aislamiento, el director de MSF en México insistió que el gobierno mexicano no ha dado a conocer “cuál va ser la reacción, qué medidas se van a tomar para la población más vulnerable, porque hay mucha gente que sí o sí tiene que salir a trabajar hoy para poder comer mañana, o no tiene casa o, como los migrantes, están en carpas con dos o tres familias”.

Elena Vargas agregó que, aunque algunas medidas se tomaron con antelación, “muchas no han sido tomadas para proteger y garantizar la salud de personas en condiciones de hacinamiento o sobrepoblación”.

ONU exige al gobierno de México investigar la muerte de guatemalteco en Tenosique

La especialista reconoció que hasta ahora comunidades rurales y urbanas que carecen de “servicios de salud o son inaccesibles por cuestiones de violencia social o porque no hay una infraestructura sanitaria que pueda responder a sus necesidades básicas de salud fuera de una situación de epidemia”, no están siendo consideradas dentro de la estrategia gubernamental.

Néstor Rubiano, especialista en temas de salud mental, lamentó que en la conferencia de prensa del jueves 2, que como cada noche da el subsecretario Hugo López Gatell, “no se dio respuesta a una pregunta concreta que se hizo sobre qué se iba a hacer por los más marginados que no tienen agua para poder atender las medidas de sanidad recomendadas”.

En la conferencia, dijo, López-Gatell refirió que “por el momento el foco de infección se está registrando sobre todo en las personas con mejores condiciones económicas, pero no hay claridad de qué se va a hacer cuando se pierda la trazabilidad social, no se conocen las medias que México va a tomar para casos concretos”.

Loïc Jaeger retomó que, por la experiencia de más de 50 años que tiene MSF, sobre todo para atender epidemias y situaciones de guerra, los estratos económicos más débiles de la sociedad son siempre los más afectados.

“La población más afectada son siempre los más vulnerables. Más allá de los que van a sufrir por el covid-19, hay temores de que los pacientes con padecimientos previos, como VIH, no pueden seguir su tratamiento, y esa es la preocupación de MSF, la población más vulnerable”, remató.

Comentarios

Load More