Llevan al “Jesús sacramentado” a hospitales de Querétaro para orar contra el covid-19

QUERÉTARO, Qro. (proceso.com.mx).– Integrantes de la Diócesis de Querétaro acudieron a las fueras de varios hospitales de Querétaro con un sagrario que contenía a “Jesús Eucaristía”, donde oraron para que “pase pronto” la pandemia de covid-19.

Al ver el sagrario que contenía “el cuerpo de Cristo”, varios de los feligreses se arrodillaban para recibir a “Jesús sacramentado” pues, de acuerdo a los católicos, el pan y el vino de la Eucaristía se convierte en el cuerpo y la sangre de Cristo tras la consagración el sacerdote.

“Sabemos que, en este momento de crisis, la fe es la fuerza y la que da respuesta a todas estas problemáticas”, expuso el vicario general de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, antes del recorrido.

El personal de la Diócesis decidió subir el sagrario a una camioneta y recorrer varios hospitales, incluido el Hospital General de Querétaro, reconvertido para recibir a pacientes enfermos de covid-19

En un video difundido por la Diócesis, el vicario general dijo que no sólo pedirían por los enfermos de covid-19, sino en general por todos los enfermos y también para pedir a Dios que ponga fin a la pandemia.

“Primero orar por los enfermos, los que están en sus cuartos, no sólo los que tienen el covid o los que son sospechosos de covid, sino orar por todos los enfermos.”

El vicario de la diócesis de Querétaro dijo que además pedirían por el fin de la pandemia.

“Queremos orar muy, pero muy ferviente para pedir a Dios por el fin de la pandemia. Sabemos que esta enfermedad atañe a todo el mundo, todos prácticamente somos sujetos de riesgo, entonces queremos pedir a Dios que cese esta pandemia.”

La camioneta pick-up con “Jesús Eucaristía” y el vicario general Martín Lara Becerril a bordo, partió del Seminario Mayor, ubicado en la colonia Hércules al oriente de la ciudad.

“Así como Jesús recorría los pueblos, como recorría las ciudades, como Jesús iba entre las calles más de dos mil años, así como Jesús extendía sus manos para sanar a los enfermos, así como Jesús extendió su mano para tocar al leproso, para levantar con su mano a la suegra de Pedro, enferma, así como Jesús extendió su mano para resucitar a la niña de doce años, así es que Jesús recorrerá estas principales arterias de nuestra ciudad capital.”

En otros países, como Italia y Nicaragua, también han sacado el “Santísimo Sacramento” en recorridos a pie.

La Diócesis también compartió en su página web información sobre la enfermedad en la vida humana, como lo fue el numeral 1500 y 1501 del Catecismo de la Iglesia católica.

“La enfermedad y el sufrimiento se han contado siempre entre los problemas más graves que aquejan la vida humana. En la enfermedad, el hombre experimenta su impotencia, sus límites y su finitud. Toda enfermedad puede hacernos entrever la muerte.

“La enfermedad puede conducir a la angustia, al repliegue sobre sí mismo, a veces incluso a la desesperación y a la rebelión contra Dios…”.

Además de integrantes de la Diócesis, también acudieron taxistas al Hospital General, quienes ofrecieron transporte gratuito a médicos y enfermeras.

Comentarios

Load More