El gobierno federal aún tiene en sus filas a cercanos a García Luna

Genaro García Luna, titular de Seguridad Pública de Felipe Calderón actualmente preso en EU Foto: Alejandro Saldívar Genaro García Luna, titular de Seguridad Pública de Felipe Calderón actualmente preso en EU Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La orden del Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, de suspender a cualquier funcionario ligado al exsecretario de seguridad pública federal Genaro García Luna no ha sido acatada por el Comisionado de Prevención y Readaptación Social, José Ángel Ávila Pérez, excolaborador estrecho del actual canciller, Marcelo Ebrard Casaubon.

Como titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADRS), Ávila Pérez mantiene en su cargo a Arnoldo Avilés Gómez, actual encargado de adquisiciones y licitaciones para la operación de las prisiones de máxima y mediana seguridad como El Altiplano en el Estado de México.

De acuerdo con documentos a los que Proceso tuvo acceso, Arnoldo Avilés fue Subdirector de Análisis en la Agencia Federal de Investigación (AFI) entre 2001 y 2006, justo cuando García Luna era el titular de esa instancia policial perteneciente a la Procuraduría General de la República (PGR).

José Ángel Ávila Pérez, comisionado de Prevención y Readaptación Social Foto: Octavio Gómez
José Ángel Ávila Pérez, comisionado de Prevención y Readaptación Social Foto: Octavio Gómez

En 2007 obtuvo el nombramiento de Director de Análisis Táctico de la PGR, pero con el nombramiento de Genaro García Luna como Secretario de Seguridad Pública federal en el sexenio de Felipe Calderón, Avilés Gómez comenzó un rápido ascenso dentro de esa dependencia.

Primero se incorporó a la SSP federal como Coordinador General contra el Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo, puesto en el que se mantuvo entre 2007 y 2009.

Uno de los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks, identificado con la clave 08mexico1647_a, revela que en 2008 fue seleccionado por la Policía Federal para tomar cursos de capacitación con agencias estadounidenses para poder realizar operaciones encubiertas.

Fechado el 29 de mayo de 2008, el cable señala que el actual encargado de las licitaciones para las prisiones federales nació en octubre de 1974 y que, hasta ese momento, no estaba relacionado “con acusaciones creíbles” de violaciones graves a los derechos humanos.

Era la época dorada de García Luna, cuando contaba con todo el apoyo del expresidente Calderón y cuando el propio exsecretario de seguridad federal gozaba del respaldo de Estados Unidos, por lo que sus colaboradores tenían la puerta abierta en la Unión Americana.

Alfonso Durazo. La orden
Alfonso Durazo. La orden

Junto con Arnoldo Avilés fue propuesto para el mismo curso Edgar Enrique Bayardo del Villar, excomandante de la Policía Federal que fue asesinado tras convertirse en testigo protegido de la PGR en diversas causas penales que desde el año 2009 ya vinculaban a mandos de seguridad pública federal con el Cártel de Sinaloa.

Considerado un hombre cercano al exjefe de Inteligencia y de la División Antidrogas de la Policía Federal, Ramón  Eduardo Pequeño García, Arnoldo Avilés fungió como Jefe Interino de la propia División Antidrogas durante 2009 y, a partir del 2010, fue nombrado Director General de Formación y Profesionalización Policial, siempre bajo las órdenes de García Luna en la SSP federal.

Tras ocupar cargos locales de seguridad en estados como Guerrero entre 2012 y 2016, en 2018 trabajó en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), según el Informe Anual de Actividades de la PGR para cerrar el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Apenas el pasado 18 de marzo, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, anunció la destitución del director general de Administración del OADPRS y de su segundo al mando, de los cuales no proporcionó su nombre

Tras la baja de ambos mandos en el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social;,la contratación de obras, servicios y licitaciones para la operación y funcionamiento de los penales federales quedó a cargo del Director de Recursos Materiales, Arnoldo Avilés, quien funge en los hechos como Encargado de Despacho de la Dirección de Adquisiciones, Materiales y Servicios Generales.

La permanencia de Avilés Gómez en el OADPRS se da a pesar de que el pasado 25 de marzo el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, emitió un oficio en el que ordena la suspensión inmediata de todos los servidores públicos vinculados a Genaro García Luna, detenido por orden de una Corte Federal de Distrito de Nueva York bajo cargos de tráfico de drogas y lavado de activos para el Cártel de Sinaloa.

El Comisionado cercano a Ebrard

El actual responsable de las prisiones federales, el Comisionado de Prevención y Readaptación Social, José Ángel Ávila Pérez, llegó al cargo en julio del 2009 en sustitución de Francisco Garduño, actual titular del Instituto Nacional de Migración.

Su trayectoria política siempre ha estado ligada al Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con quien fungió como Secretario de Gobierno cuando el ahora canciller era Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Ávila ocupó ese cargo entre diciembre del 2006 y marzo del 2012. Una de sus responsabilidades era el Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, un puesto clave para el que designó a Celina Oseguera Parra, a la postre acusada de permitir la segunda fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán que se registró el 11 de julio de 2015.

Durante el exilio de Ebrard por las fallas en la Línea 12 del Metro, Ávila Pérez fue diputado federal del PRD en la LXII Legislatura (2012-2015), y regresó a la administración federal como Secretario General del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la nueva cara del Cisen. 

José Ángel Ávila Pérez fue secretario de gobierno en el sexenio de Marcelo Ebrard al frente del gobierno del entonces Distrito Federal

Ese cargo y su experiencia previa con Marcelo Ebrard son sus cartas para su actual cargo, pero al carecer de un equipo propio depende de las propuestas que el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, le proponga para la estructura del organismo que debe velar por la seguridad de los penales federales.

De acuerdo con el propio Durazo, al menos otros 16 servidores públicos que dependen directamente de la Secretaría de Seguridad están bajo investigación por supuestos vínculos con Genaro García Luna.

Pese a las investigaciones judiciales que existen en México y Estados Unidos sobre el círculo cercano del que fuera uno de los secretarios de seguridad más poderosos del país, algunos de sus colaboradores más cercanos han encontrado refugio en la iniciativa privada como Luis Cárdenas Palomino, actual Jefe de Seguridad de Grupo Salinas, el consorcio de Ricardo Salinas Pliego.

Otro ejemplo es Francisco Javier Garza Palacios, actual Jefe de Seguridad de Grupo Vizion que incluye a marcas como Café Emir, Waldo’s y Eleczion. 

Sin embargo, todavía se desconoce si ambos ex funcionarios enfrentan procesos legales en nuestro país. Solo la Unidad de Inteligencia Financiera(UIF) de Santiago Nieto ha informado que se revisan las cuentas bancarias de Palomino, mientras que Garza Palacios optó desde el 2012 por una actuación de bajo perfil para no ser señalado como gente de García Luna.

Comentarios

Load More