AMLO insiste: no habrá tregua fiscal; si grandes empresas incumplen se procederá por vía judicial

López Obraor reiteró que no habrá tregua fiscal y advirtió que si las empresas incumplen se con el pago de impuestos procederá por vía judicial. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El rechazo a implementar medidas fiscales del presidente Andrés Manuel López Obrador –motivo de reclamo de organismos y cámaras empresariales que solicitan diferir la recaudación– escaló hoy cuando el mandatario anunció que exhibirá ahora una lista de empresas “grandes, grandes” que adeudan al fisco 50 mil millones de pesos.

Y advirtió que si esas empresas no pagan su administración procederá por la vía judicial pues, dijo,  “no somos tapadera de nadie”.

El anuncio fue un revire contundente pues, a la propuesta de diferir el pago de impuestos que solicitó el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, en cuyo plan destaca la urgencia de apoyar a las micro, pequeñas y medias empresas (Mipyme), el mandatario respondió hoy con la revelación de adeudos y abrió la posibilidad de que, una vez cubiertos, de lo recaudado se generen apoyos para ese sector empresarial.

La posición del mandatario de no condonar, diferir ni reducir el pago de impuestos, ha sido inamovible desde que inició la crisis económica la primera semana de marzo. El mandatario afirma que no puede prescindir de recursos.  Y del otro lado, cámaras y organismos empresariales promueven con insistencia la falta de atención en el contenido del programa de reactivación económica y el diferimiento de impuestos como una medida que atenúe el impacto provocado por la pandemia.

Se trata, según el mandatario, de 15 grandes contribuyentes a los que, contrario a lo propuesto por el CCE, exigirá el cumplimiento de adeudos, multas y recargos, para lo que –dijo– pedirá a Carlos Salazar que ayude a convencerlos de pagar lo que deben y advirtiendo que el que no paga impuestos “no es buen ciudadano”.

No hay ruptura con empresarios

Pese a los reclamos del CCE, así como de Coparmex y otros organismos empresariales de cúpula, el presidente descartó que haya una ruptura con el sector privado luego de dos jornadas de encuentros con los magnates mexicanos iniciados el lunes con miembros del Consejo Mexicano de Negocios –la llamada cúpula de cúpulas—y luego con los más acaudalados millonarios del llamado “Grupo Monterrey”.

En términos generales, el mandatario destacó que la mayoría han aceptado no despedir trabajadores y mantener salarios, destacando los casos de Carlos Slim, Alberto Bailleres y Germán Larrea, en tanto reveló el compromiso de Juan González, presidente de Grupo Maseca, por no aumentar el precio del maíz industrializado para evitar variaciones en el precio de la tortilla.

“No hay ruptura con el sector empresarial, sencillamente no estamos de acuerdo con el plan de rescate que ellos proponen porque consideramos que debemos atender primeros a los más necesitados, a los de abajo, y que no debemos endeudar al país. Ellos quieren que se pida deuda, que se aumente la deuda y yo considero que eso no es conveniente”, dijo.

La explicación que en las últimas semanas ha dado López Obrador es que no admite realizar un rescate financiero, que se paguen los impuestos para mantener ampliando los programas de ayudas sociales llamados de Bienestar y sostenerse en su promesa de no aumentar impuestos pero tampoco condonarlos.

Hoy, al abordar el asunto, lo expuso así:

“Al momento que se solicita el que haya una tregua en el pago de impuestos, aunque se hable en nombre de las pymes, se corre el riesgo –y así lo dice la historia– de que todos se vayan por ahí ¡imagínense si se nos cae la recaudación y no tenemos para apoyar a los pobres!”.

López Obrador fue insistente en el tema al que dedicó gran parte de su conferencia de prensa, advirtiendo que si no pagan su administración procederá por la vía judicial reiterando una de sus expresiones recurrentes: “no somos tapadera de nadie”.

No se pide filantropía

Y es que, según él, la situación es que si recauda puede apoyar a más micro empresas, para luego apelar a que el sector privado apoye su plan de recuperación económica:

“Hay grandes empresas nacionales y extranjeras que deben porque están pensando que es como antes, que les condonaban. Ya no”.

El mandatario sostuvo que hoy, se le está pidiendo a la gente humilde que se sacrifique, que deje de vender en la calle y se vaya a su casa, “y los que tienen no cumplen con su deber, no es que aporten nada adicional, no es filantropía, es que paguen sus impuestos.

“A lo mejor hasta ellos son los que están impulsando estas campañas. Ojalá cambien de parecer y todos cumplamos contribuyendo, porque si hay empresas grandes grandes, famosos, que deben, y ahora que me están escuchando, pues que ayuden”.

Según el mandatario, las pymes han sido heroicas en la emergencia, porque a pesar de las dificultades que atraviesan por el impacto económico de la pandemia, están actuando de manera responsable y es el sector donde hay menos despidos. En cambio de las grandes empresas, expuso:

“No todas desde luego, una minoría, porque la mayoría está cumpliendo, les permitieron a los trabajadores retirarse con goce de sueldo; sin embargo, hay un grupo que despidió a sus trabajadores, entonces estamos dando seguimiento a esta situación que les vamos a presentar con el propósito de hacer un llamado a los empresarios para que nos sigan ayudando y hacer el compromiso con las pequeñas empresas de apoyarlas, porque están actuando con mucha responsabilidad”.

Te recomendamos: AMLO ignora propuestas de la IP; asegura que su plan no es “neoporfirista”

Comentarios

Load More