Covid-19 y retraso de pagos afectan al sector cultural

Desde diciembre, empleados de la Secretaría de Cultura reclaman pagos atrasados. Foto: Benjamín Flores Desde diciembre, empleados de la Secretaría de Cultura reclaman pagos atrasados. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Trabajadores enviaron un comunicado urgente a las autoridades nacionales y a organismos internacionales para denunciar las afectaciones económicas al sector cultural provocadas por la emergencia sanitaria por covid-19 y por la falta de pagos de facturas de 2019 por parte de la Secretaría de Cultura federal.

En el documento, los colectivos Asamblea por las Culturas de la Ciudad de México, #NoVivimosDelAplauso y Movimiento Colectivo por la Cultura y el Arte de México (MOCCAM) se quejaron del “duro golpe económico que ¡ya está padeciendo! el sector cultural y artístico a consecuencia no sólo de covid-19 sino de los impagos de facturas 2019 y los recortes presupuestales que vienen afectando a estos sectores desde siempre descuidados”.

Desde su perspectiva, la pandemia de covid-19 terminó de agravar la crisis económica sin precedentes del sector cultural, por lo que urgieron a la Secretaría de Cultura que asuma su responsabilidad con la comunidad de artistas, artesanos, creadores, trabajadoras y trabajadores del arte y la cultura, gestores y productores, quienes construimos la identidad simbólica y sensible de este país.

Por eso, condenaron “energéticamente la respuesta de la Secretaría de Cultura, que ha hecho caso omiso a las peticiones y reclamos de la comunidad artística y cultural pese a que siempre ha respondido ante cualquier tragedia nacional e internacional, y que aporta más del 3% al Producto Interno Bruto”.

Criticaron que la dependencia federal no ha respondido a sus demandas inmediatas y concretas ante la emergencia de salud, demostrando su incongruencia ante las políticas del gobierno, al hacer caso omiso de la situación de emergencia y precariedad en la que se encuentran y poniendo en riesgo la salud de los trabajadores de la cultura, sin contar con sus fuentes de ingreso.

“Declarar por parte de la Secretaría de Cultura que ‘no se desesperen’ o ‘al mal tiempo, buenas artes’ e implementar la plataforma contractual ‘Contigo a la distancia’, un mecanismo lleno de candados, clasista, discriminatorio e insuficiente, frente a una mayoría de convocados que no cuentan con las herramientas digitales para aplicar al proceso, no sólo es indignante, sino ajena y distante a la comunidad que ha construido el sentido de la diversidad cultural que nos representa como nación”, añadieron.

Dijeron estar conscientes de las prioridades sanitarias, pero a tres semanas de la crisis, hay decenas de personas con problemas serios por la falta de solvencia económica debido al confinamiento y que a la brevedad no podrán ni siquiera solventar sus alimentos.

 

Exigen apoyo de 15 mil pesos

En ese sentido, exigieron que la Secretaría de Cultura se asuma, de una vez por todas, como cabeza del sector cultural, gestione recursos provenientes del Fondo de Emergencia y realice los acuerdos necesarios con otras dependencias para apoyar de manera urgente, expedita y simplificada a por lo menos 100 mil creadores, intérpretes, promotores y gestores culturales a nivel nacional con 15 mil pesos iniciales por persona, como parte del programa nacional de apoyos económicos a los diversos sectores sociales del país.

Además, piden que, superada la crisis, este programa quede instituido, debidamente sustentado en las leyes que para ello se modifiquen.

“Urge priorizar la elaboración del Censo Nacional de artistas y trabajadores de la Cultura y un marco legal acorde al contexto constitucional de las y los trabajadores del gremio”, señalaron y exigieron a la Secretaría de Cultura Federal y de todos los niveles de gobierno, que retomen, de manera inmediata, vía virtual, las mesas de trabajo para diseñar mecanismos de relación contractual que impidan la subcontratación.

Así mismo, se oponen a la extinción de aquellos fideicomisos de comprobada efectividad (Fonca, Foprocine, Fidecine) y que son hoy parte central de los cada vez más escasos apoyos para la creación artística.

La carta va dirigida a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura; Organización Internacional del Trabajo, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al presidente Andrés Manuel López Obrador, sus secretarios de Estado, gobernadores, legisladores y autoridades locales.

Comentarios

Load More