Bloque noreste se rebela: alegan abandono y rechazan calendario nacional de cuarentena

Rodríguez, Riquelme y García Cabeza de Vaca. Reunión del Noreste. Foto: Twitter @fgcabezadevaca Rodríguez, Riquelme y García Cabeza de Vaca. Reunión del Noreste. Foto: Twitter @fgcabezadevaca

SALTILLO, Coah., (apro).- Los gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, Miguel Riquelme, Jaime Rodríguez y Francisco García, respectivamente, se rebelaron contra el gobierno federal al señalar que no han recibido el debido respaldo de recursos durante la crisis por covid-19, y anunciaron que no seguirán el calendario de reaperturas que señaló la Secretaría de Salud federal, para marcar el fin de la cuarentena.

Luego de la reunión de trabajo que sostuvieron en la capital coahuilense, para atender como bloque norestense la crisis sanitaria, los mandatarios señalaron que han tenido que emplear recursos propios para cubrir la necesidad de insumos en sus estados.

Durante este período de cuarentena, Coahuila ha gastado 450 millones de pesos; Tamaulipas, 400, y NL mil millones, sin recibir respaldo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, explicaron.

García Cabeza de Vaca se quejó de las declaraciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien señaló que el problema se agravará en el norte de México cuando Tamaulipas, según mencionó, oportunamente avisó que el epicentro de la pandemia se había trasladado de Europa a Estados Unidos, sin que fuera atendido por el presidente de México.

“Parece que quieren que estemos muy distantes, para tomar decisiones y que nos enteremos a través de la televisión. Otro tema que dieron a conocer y que es falta de respeto es decir que los principales problemas se generarán en el norte del país porque no se han cerrado algunas empresas”.

“Lo que le quiero decir al subsecretario López-Gatell es que durante mucho tiempo les dijimos que pusieran filtros y limitaran flujos de visitas no esenciales de Estados Unidos, como en su momento les pedimos que atendieran el tema de migrantes y que hoy en día tienen contagios fuertes y que pueden contagiar al resto de la población. Eso es lo que está omitiendo”, manifestó.

Mencionó que hay 23 mil migrantes varados en la frontera norte de México, de los cuáles hay 13 mil en Tamaulipas, 5% de ellos se encuentran infectadas de coronavirus en la entidad.

Los mandatarios anunciaron que, como bloque regional, ya pusieron a trabajar a especialistas de sus respectivos gabinetes económicos para que presenten una propuesta conjunta de renovación al pacto fiscal, establecido en 1980, que ha quedado obsoleto y que no retribuye con justicia a los tres estados que, en conjunto, aportan el 26% de la recaudación impositiva nacional.

García Cabeza de Vaca dijo que en estos años, el gobierno central ha incrementado las responsabilidades de los estados, como son la atención a los migrantes o al área de salud, sin que haya subido, paralelamente, la entrega de participaciones en esos rubros.

“Si bien es cierto que en el tema de la Ley de Coordinación fiscal se habla por ahí de que no es momento de su revisión, hay que decir que sí son momentos para atender la pandemia de manera emergente y para atender a los migrantes. Son momentos para utilizar recursos estatales porque no hay fondo específico para enfrentar el coronavirus departe de la federación”, dijo.

El mismo mandatario tamaulipeco rechazó que su estado reciba apoyos federales, como se ha anunciado públicamente.

“Nosotros tres estuvimos insistiendo en que se hiciera una bolsa extraordinaria para que se pudiera enfrentar la pandemia y no tuvimos respuesta de la Federación. Y yo, a título personal, creo que al señor presidente de la República se le está mal informando o se le está engañando. Y las dos son malas. Le hicieron creer que a los estados les estaban mandando recursos adicionales para atender el coronavirus, situación que es mentira. En Tamaulipas no se ha recibido un solo ‘cinco’ partido a la mitad”, aseveró.

Hija de El Chapo reparte despensas para adultos mayores

Rechazan calendario de cuarentena

Riquelme Solís, por su parte, señaló que en los estados del noreste no seguirán el programa de fechas establecido por el gobierno federal, que señala que la cuarentena terminará el 31 de mayo, pues la realidad de cada entidad es diferente a lo que suponen en el centro del país.

“No confiamos en las fechas, no coinciden con lo que tenemos en la entidad. Ya iremos sobre el avance. Tampoco quisiera armar polémica. Son temas técnicos que resuelven los equipos de los secretarios de Salud, pero la verdad es que las fechas no nos coinciden con la realidad de lo que vivimos en las entidades. Entre más pruebas aplicamos más infectados están saliendo”, dijo.

Los demás gobernadores estuvieron de acuerdo, como El Bronco, que dijo que Nuevo León programará su reapertura de acuerdo a las condiciones que encuentren.

“Depende del número de contagios. Hay municipios populares, otros aislados y no se puede hacer un programa nacional es un error del centro. No puedo hacer un programa para el estado completo. Lo que hacemos es subregiones, diferenciando las decisiones. A mayor población, mayor contagio; a menor espacio de convivencia, mayor contagio. Son condiciones diferentes en todo el país”, dijo.

Los gobernadores acordaron efectuar en Monterrey, el próximo viernes 24, una reunión virtual y presencial con empresarios, alcaldes y funcionarios, para discutir un programa conjunto para mitigar los impactos económicos que traerá, necesariamente, entre las poblaciones de las tres entidades, la cuarentena ocasionada por el coronavirus.

Load More