Gabriel Retes, un guerrillero del cine

Gabriel Retes como Dr. Atl. Foto: Especial Gabriel Retes como Dr. Atl. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Bulto (1991), Bienvenido/Welcome (1995) y La ciudad al desnudo (1989) se encuentran dentro de las cien mejores películas del cine mexicano, según varias encuestas, y su creador, Gabriel Retes (quien falleció la madrugada del pasado 22 de abril), presentó su nuevo largometraje Identidad tomada la noche del pasado 13 de marzo en la Cineteca Nacional.

Ahí acudió en silla de ruedas, debido a que le habían diagnosticado cáncer en el esófago, dijo a este medio, y subrayó: “Lucharé mucho porque tengo muchos proyectos”.

Fue la Secretaría de Cultura federal la que anunció la muerte del también director de teatro vía twitter (@cultura_mx) por la mañana de ese día 20 al lamentar su partida, y al mismo tiempo María Novaro, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía, efectuó lo mismo por esta misma red (@maria_novaro), donde lo describió como “cineasta prolífico, polémico, brillante, divertido, energético, enloquecido y entrañable”.

La creadora de Danzón finalizó:

“Nos deja su extensa obra, con películas memorables como El bulto y Un dulce olor a muerte. Abrazos a sus hijos y seres queridos”.

Luego su hija Gabriela Retes escribió en su Facebook:

“Qué alegría ser su hija, qué profundo llegamos. Acompañarnos en estos tiempos ha sido una increíble fortuna. Gracias por tanto amor, tantísimo aprendizaje, por tanta bendita locura”.

El realizador Felipe Cazals (@CazalsDirector) asentó:

“Lamento el fallecimiento de mi compañero Gabriel Retes. QEPD.”

Otro cineasta, Sergio Olhovich (@SergioOlhovich) mencionó:

“Hoy falleció mi amigo, colega y compañero de innumerables luchas sindicales y cooperativistas por casi 50 años: El director, guionista, productor y actor de cine y teatro Gabriel Retes. En estos momentos ya va rumbo a ese rincón exclusivo que hay en el cielo…”.

El escritor y realizador Guillermo Arriaga (@G_Arriaga) anotó:

“Me acabo de enterar que murió Gabriel Retes. Me pesa. Varias películas suyas fueron muy influyentes en mi generación y era una excelente persona. Un abrazo a los suyos y a toda la comunidad cinematográfica”.

Gael García Bernal (@GaelGarciaB), actor y director fílmico,  registró:

“Buen viaje, Gabriel Retes. Uno de los directores que no pidió permiso para hacer algunas de sus películas. ¡Viva esa libertad para hacer cine!”

Por su parte, Hari Sama (@harisama1000) relató:

“Muy triste noticia con la que amaneció hoy la industria fílmica mexicana al darse a conocer el fallecimiento del director Gabriel Retes”.

Su colega Dolores Heredia (@Dolores_Heredia) apuntó:

“Adiós y buen viaje querido y admirado siempre Gabriel Retes”.

El actor Tito Vasconcelos (@Tito7ov) destacó:

“Mutis con aplauso y que descanse en paz”.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (@AcademiaCineMx) resaltó:

“En 1977, Gabriel Retes obtuvo el Ariel a la Mejor Ópera Prima por Chin chin el teporocho, y en 1995 Bienvenido/Welcome le dio el premio al Mejor Argumento Original”.

Lourdes Elizarrás, quien actuó en varios filmes y además escribió y produjo con él, lo define como “un guerrillero del cine”. La actriz escribió junto con él Identidad tomada. Informó que por la emergencia sanitaria no se veló, se cremó de inmediato: “Ya que pase esta situación de la pandemia le rendiremos un homenaje”.

De cuna de artistas

Hijo del también célebre director de teatro Ignacio Retes y de la actriz Lucila Balzaretti, realizó más de veinte largometrajes de ficción que él mismo produjo, dirigió, muchos de los cuales escribió y él mismo protagonizó.

Como actor participó en más de 50 filmes con Alejandro Galindo, Luis Alcoriza, Miguel Littin, Jorge Fons, Alfredo Gurrola, Carlos Bolado, entre otros. En el último largometraje que se le vio fue El viaje de Keta, de Julio Bekhór y Fernando Sma, que se estrenó a principios de este 2020.

Estudió dos años letras españolas en la Universidad Iberoamericana, carrera que abandonó por la actuación, debido a la influencia de sus padres. Su primer papel fue en 1969 en Ardiendo en el sueño, de Paco Ignacio Taibo II, aunque su primera actuación profesional fue en Cristo 70, de Alejandro Galindo.

Empezó a filmar cortometrajes en Súper 8, Sur (1969), El paletero (1970), Fragmentos (1971), El asunto (1972) y Tribulaciones en el seno de una familia burguesa (1972).

Su primer largometraje fue Los años duros (1973), con el cual ganó Mejor Dirección, Mejor Película en el concurso de la Asociación Nacional de Actores. Premio Especial del jurado en el V Festival Internacional de Nuevo Cine en Súper 8 mm. en Caracas, Venezuela, en 1980. Premio Especial del jurado en Cartagena, Colombia, en 1980 en el Festival de Cine en Súper 8 mm.

Participó en la fundación de la Cooperativa de Cine Marginal, apoyada por la Tendencia Democrática del SUTERM (Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana), y de Directores Asociados Sociedad Anónima (DASA). Incluso, estuvo como secretario del trabajo del Sindicato de Autores Cinematográficos.

Debutó en la industria con Chin chin el teporocho (1975), basada en la novela de Armando Ramírez, con Diana Bracho. Hacia 1976 dirigió para el Estado Nuevo mundo, con Aarón Hernán y María Rojo. Cinta censurada, decía Retes, por Margarita López Portillo, directora de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), de la Secretaría de Gobernación. Ella no dejó que saliera a participar en el extranjero, contaba. Es un relato de la “conquista espiritual” española mediante la fabricación de una virgen indígena a principios del siglo XVII (Proceso, 1349). Y al año siguiente rodó Flores de papel (1977) con Ana Luisa Peluffo.

Para 1978, formó la primera Cooperativa Cinematográfica Río Mixcoac, y se convirtió en un autor independiente con Bandera rota (1978), que recibió una Mención Especial del jurado en el Primer Festival Latinoamericano de La Habana, Cuba. El Estado mexicano no la quiso apoyar, y entonces enfocó su hacer en varios proyectos y video-homes.

Con El bulto (1991), sobre el grupo paramilitar de Los Halcones que golpea a un periodista en la manifestación del 10 de junio de 1971, se llevó el Premio Don Quijote en el Festival de Huelva, España; Heraldo a Gabriel Retes y María del Pozo por el Mejor Guion en 1992, y la presea del jurado en el Festival de Cine Latinoamericano de Mar del Plata, Argentina, en 1995. La cinta tuvo mucho éxito.

Volvió a sorprender con Bienvenido/Welcome (1994), referente al sida.

Varias veces filmó el mundo del cine, como en @festival.ron (2003). Para 2012 le rindieron un homenaje por sus 40 años de trayectoria en la 27 Feria Internacional de Cine en Guadalajara. Entonces dijo a este medio (Proceso, 1844) que siempre hizo lo que deseaba:

“He creado un largometraje cada dos años, y una obra de teatro cada tres. Diría que es un reconocimiento a una carrera. ¡Qué buena onda que me toca en mis 64 años de vida! Creo que lo mejor de mi carrera está por venir. Quiero echarme doce películas más y unas ocho piezas teatrales. Hasta que un día la madre natura me indique que me retire”.

Preocupado por la educación

En 2018 creó La revolución y los artistas (2018), donde retrata de los intelectuales convocados por José Vasconcelos para crear la Secretaría de Educación Pública (SEP). Ahí protagonizó al pintor Gerardo Murillo. Dr. Atl, y recreó a la intelectualidad de la época en personajes de la talla del propio Vasconcelos, Frida Kahlo, Tina Modotti, Antonieta Rivas Mercado, José Clemente Orozco, Carlos Pellicer, Nahui Ollin, Diego Rivera, Edward Weston, Xavier Villaurrutia, Lupe M;arín… Retes aseguró que era su mejor largometraje (Proceso, 2053):

“Es más una historia personal más que autoral.Es un proyecto totalmente independiente”.

Tardó seis años en crearla y le surgió la idea cuando un amigo le dijo que se parecía mucho al Dr. Atl:

“Y yo admiro a este artista plástico. Entonces me puse a estudiarlo, y además me interesaba hablar de la educación porque es uno de los problemas principales del país. Yo creo que la educación es lo que va a sacar adelante a México”.

En 2029, en el centenario del nacimiento de su padre, Ignacio Retes, platicó con el reportero Roberto Ponce (Proceso, 2196):

“Me críe en el teatro, porque mi padre inventó los teatros del Seguro Social, hacia 1959. A él se le ocurrió y le vendió la idea a Benito Coquet de que al lado de cada clínica, o casa del asegurado, debía de haber un teatro”.

En 2005 montó El ornitorrinco (2005), obra escrita por Humberto Robles. Se centra en Ana y Paco, una pareja joven que enfrenta los retos de las relaciones interpersonales, la sexualidad, la infidelidad, la monogamia, la bisexualidad, el deseo, otras experiencias y las fantasías eróticas. David, el mejor amigo de Paco, forma junto con Ana un triángulo amoroso en el que nadie gana ni pierde. Paralelamente se habla del ornitorrinco, una criatura que en wl siglo XIX causó una gran polémica debido a que los científicos no atinaban a catalogar su peculiaridad.

“El teatro siempre me llama, aunque el cine me jala más seguido. Pero los dos me apasionan”, comentó a esta reportera.

En 2018 montó la pieza teatral de Pilar Campesino Octubre terminó hace mucho tiempo, censurada en 1971 por su lenguaje, abuso del sexo y uso de la mariguana, donde una pareja muestra el despertar de los sentimientos y la conciencia social derivada del sacudimiento político previo al 2 de octubre del 68, mientras su romántica relación amorosa resulta brutalmente fracturada.

Su filme Identidad tomada se iba a proyectar en el 35 Festival Internacional de Cine de Guadalajara, suspendido por la emergencia sanitaria. Actúa Ignacio López Tarso con Horacio Castelo, Denisse Corona, Alexander da Silva, Vicente Flores, Max Flores y Maritxell Gález, compañera del cineasta.

“Estoy encantado de que haya participado López Tarso, gran amigo de mi papá, y que bien hizo el papel, es estupendo”, externó en la presentación.

El Canal 22 (@Canal 22) anunció que próximamente efectuará un homenaje al reconocido cineasta “con quien manteníamos una estrecha colaboración, donde mostraremos sus trabajos más emblemáticos, así como los más recientes”.

Por su parte, el productor Carlos Sánchez, con representación de la mayoría de sus cintas, dijo que sin duda, dentro de los polémico que fue Retes como personaje, “es de las gentes que merecen un homenaje, y ese homenaje podría ser en forma de un ciclo de sus películas en la televisión pública, o en la Cineteca, su sitio preferido, encabezado ahora por Alejandro Pelayo, quien  lo quería mucho”.

Nota relacionada: Falleció el actor y director de cine y teatro Gabriel Retes

Load More