Barbosa confirma reunión de la Guardia Nacional con presuntos delincuentes

Fotografías difundidas en redes sociales mostraron la reunión entre integrantes de la Guardia Nacional y presuntos integrantes del crimen organizado en Venustiano Carranza, Puebla. Foto: Twitter Fotografías difundidas en redes sociales mostraron la reunión entre integrantes de la Guardia Nacional y presuntos integrantes del crimen organizado en Venustiano Carranza, Puebla. Foto: Twitter

PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, dijo tener información confirmada sobre la reunión que sostuvieron elementos de la Guardia Nacional con “personajes controvertidos” del municipio de Venustiano Carranza.

Sin mencionarlos por su nombre, el mandatario se refirió a integrantes de la familia Valencia Ávila, ligados al PAN y señalados por supuestos vínculos al huachicol, secuestro y narcotráfico.

Jorge, Rafael y Vicente, tres de los hermanos Valencia Ávila, se han turnado en los últimos 12 años la alcaldía de Venustiano Carranza, municipio ubicado en la región de la Sierra Norte.

En la actualidad, el presidente municipal es Vicente Valencia Ávila. En las últimas semanas, el gobierno de Barbosa Huerta ha asegurado que se investigan supuestos vínculos del edil con la delincuencia.

En rueda de prensa, el mandatario anunció que presentará una denuncia ante el secretario de la Defensa, el jefe de la Guardia Nacional y el secretario de Seguridad Pública federal para dar a conocer la reunión, que calificó de “lamentable”.

Las fotografías del encuentro entre elementos de la Guardia Nacional e integrantes de la familia Valencia circularon en redes sociales, lo que generó que, el miércoles, la autoridad federal anunciara que se abriría una investigación al respecto.

“En redes sociales circulan imágenes que hacen referencia a una comida de elementos de la #GuardiaNacional con un grupo de civiles, a quienes fuentes abiertas los señalan de ser parte de una organización delictiva que tiene presencia en Venustiano Carranza, Puebla”, señaló la GN en su cuenta Twitter.

“Al respecto, se inició investigación sobre las condiciones y el objetivo de esta reunión para aplicar las sanciones administrativas y/o legales que les resulten a los asistentes de la Guardia Nacional”, agregó.

Barbosa dio por hecho que su gobierno tenía más fotografías de la visita que hicieron elementos de la Guardia Nacional llegados de la Ciudad de México a la casa de “personas de muy mal prestigio, de muy mala fama”.

“Tenemos fotografías de donde están las patrullas de la Guardia Nacional”, relató, “y de ahí se van los hijos de estos personajes controvertidos a comer a un restaurante y ellos son los que suben las fotos de la comida. ¡La imprudencia juvenil!  Y esas son las fotos que andan circulando en los medios nacionales ahora”.

“Nosotros tenemos toda la información, ya la teníamos, pues”, acotó, al anunciar que dará a conocer estos hechos a las autoridades federales.

Antecedentes

En agosto de 2018, la Policía Federal detuvo a tres personas, entre los cuales estaba Lucía Bernabé Gutiérrez, esposa del entonces edil de Venustiano Carranza, Rafael Valencia Ávila. Otro de los detenidos en ese operativo fue identificado como el principal operador del robo de hidrocarburo en esa zona.

Unos días después, la esposa del alcalde, acusada de posesión de armas y combustible robado a Pemex, obtuvo su libertad bajo fianza.

Pese al escándalo, la presidencia municipal de esa localidad fue ganada ese año por Vicente Valencia Ávila, hermano de Rafael, quien fue postulado por la alianza PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Compromiso Por Puebla (CPP).

En octubre de 2019, ya con Barbosa Huerta en el gobierno, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado asumió el control de la policía de ese municipio. El mandatario aseguró en este entonces que se había actuado porque en Carranza operaba “una banda que se habían vuelto sicarios del poder público de los panistas, bandas de criminales desde el poder público municipal”.

Nota relacionada:

SSP Puebla asume seguridad en Venustiano Carranza; policías carecían de licencia para portar arma

Días después, la Agencia Estatal de Investigación (AEI) cateó propiedades del alcalde Vicente Valencia Ávila y su familia, sin que se dieran a conocer los resultados.

El 8 de abril de este año, Raciel López, secretario de Seguridad Pública estatal, informó que investigaban a los mandos de la policía de Venustiano Carranza por posibles nexos con el crimen organizado que opera en la zona limítrofe con Veracruz.

El funcionario sostuvo que, desde hace 10 años, la Sierra Norte ha tenido una alta incidencia delictiva que incluye secuestros, extorsiones, huachicoleo y homicidios, por lo que se investigaba la vinculación con la delincuencia “de la policía municipal hacia arriba”.

El 17 de abril, López dio a conocer la detención de José Luis N., quien fue director de Seguridad Pública Municipal en la administración de Rafael Valencia, a quien le encontraron armas y drogas.

El funcionario dijo que esa persona estaba directamente relacionada con los hermanos Valencia Ávila y que además se le investigaba por su presunta participación en diversos homicidios.

Cabe señalar que Marco Valencia Ávila, el menor de la familia, ha asegurado que los operativos y acusaciones contra su parentela son parte de una persecución política por haber apoyado en las elecciones de 2018 a la entonces candidata por el PAN a la gubernatura, Martha Erika Alonso Hidalgo.

Comentarios

Load More