“Legado en los huesos”: crímenes rituales

Marta Etura como la inspectora Amaia Salazar en Legado en los huesos. Foto: Facebook Legado en los huesos - The Movie Marta Etura como la inspectora Amaia Salazar en Legado en los huesos. Foto: Facebook Legado en los huesos - The Movie

MONTERREY, NL (apro).- Una inspectora de la policía española, que es tan ruda como guapa, tiene que encargarse de resolver una serie de asesinatos que ocurren en una región llena de misticismo, al norte del país. Ya antes había resuelto algunos misterios criminales importantes, por lo que es comisionada para hacerse cargo de este complicado caso, que implica asesinatos horrendos.

Sin embargo, la investigación la va llevando por territorios inexplorados, hasta aproximarla a situaciones que comprometen y exponen a lo que ella más quiere. Parece que los malhechores van dejando pistas para que sea ella la que resuelva el crucigrama, viéndose forzada a involucrarse.

Con ‘Legado en los Huesos’ (Legado en los Huesos, 2019), Netflix presenta otra propuesta de la cada vez más profusa cinematografía de España con historias interesantes y frescas. En esta ocasión, el director Fernando González Molina toma la exitosa serie literaria ‘Trilogía de Baztán’, de Dolores Redondo, para arrancar lo que parece ser una franquicia de novela negra mezclada con aventuras.

La textura literaria de la obra, que parece estar direccionada a un público juvenil, se percibe agresiva en esta primera entrega fílmica, en la que la atractiva inspectora Amaia Salazar (Marta Etura) hace un excelente papel como la joven agente que es, muy dura en su oficio detectivesco, pero una dama de gran corazón al interior de su familia.

Respetada por sus endurecidos colaboradores, que con veneración la llaman jefa, por su astucia y arrojo, Amaia es una agente que entrega su vida al oficio, aun a costa de la estabilidad emocional.

Los crímenes que investiga son atroces: hacen referencia a mutilaciones y homicidios, antiguos y recientes, de personas de diferentes edades a las que se mutilan partes del cuerpo, para cumplir con escalofriantes ofrendas relacionadas con lo que parece ser satanismo.

Hay mucha imagen de trabajo forense para completar el cuadro policiaco en el que se desenvuelven los personajes.

Es obvio que el director quiere aproximarse al espíritu del libro, al recrear algunos pasajes del siglo XVII, con un vistazo a los procesos de la Inquisición, hasta dar un salto largo hacia la actualidad. Sin embargo, se da tiempo para pasearse por algunos momentos en la década de los 80, para echar luz sobre los misterios que la investigadora debe resolver.

Al final, en ‘Legado en los Huesos’ quedan algunos hilos sueltos. No todo se resuelve, porque la misma investigadora lanza una sentencia final, que augura la continuación de más aventuras que serán bienvenidas para esta serie recién inaugurada, que inicia bien, con una gran producción y un desenlace muy emocionante.

Comentarios

Load More