“Hogar”: El malsano amor por el pasado

Hogar es un thriller español que vale la pena ver en Netflix.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Hogar es un thriller español que si bien tiene algunas fallas de verosimilitud, consigue convertirse en una cinta efectiva que vale la pena ver en Netflix.

Dirigida por David y Alex Pastor, la historia gira en torno a un publicista de mediana edad llamado Javier (Javier Gutiérrez, cuya economía familiar está en problemas ya que no puede conseguir trabajo. O más bien, nadie le da un empleo debido a su edad.

A consecuencia de lo anterior, Javier y su familia deberán dejar su departamento para irse a vivir a un lugar más humilde, una herencia familiar; sin mencionar que deberán vender uno de los coches.

Javier tiene a una amorosa esposa, Marga (Ruth Díaz), quien está dispuesta a trabajar de mesera con tal de sacar a flote la economía familiar. Ambos tienen un hijo que, si bien es muy inteligente, sufre de acoso escolar debido a su sobrepeso.

El protagonista de la historia se conviritió en un exitoso publicista debido a su trabajo para una marca de utensilios de cocina, cuyo slogan rezaba: “La vida que te mereces”. Por su puesto, en estos momentos, Javier está lejos de tener la vida que se merece.

Nuestro “héroe” venido a menos se niega a dejar ir el pasado. La situación se agrava cuando descubre que tiene un juego de llaves de su antiguo departamento y no puede evitar darse una vuelta. Poco a poco, de manera indirecta, conocerá a los nuevos inquilinos: un ejecutivo exitoso llamado Tomás (Mario Casas), y a su mujer adinerada, Lara (Bruna Cusí). Después… comenzará a acercarse a ellos. ¿Con qué fin? ¿Para qué? Eso será todo un misterio, pero en el fondo sabemos que detrás hay algo perverso.

Hogar (España, 2020) nos mantiene al filo del asiento la mayor parte del tiempo, mientras poco a poco los movimientos de Javier y su poder de manipulación van desatando nuestro horror. Lo anterior aunado a una atmósfera adecuada y grandes actuaciones.

Sin embargo hay algunos problemas: conforme avanza la trama la verosimilitud pende de un hilo, y hay que hacer ciertas concesiones para continuar con la ficción.

Y sin embargo, funciona. Al final, Hogar resulta una buena cinta de género, y paga el tiempo que estuvimos esperando por la conclusión.

Te recomendamos: “El Hoyo”: Una alegoría pretenciosa

Comentarios

Load More