AMLO fustiga portada de Proceso pero niega censura

López Obrador criticó la portada de la edición 2269 del semanario Proceso y afirmó que ello no es censura. Foto: Octavio Gómez López Obrador criticó la portada de la edición 2269 del semanario Proceso y afirmó que ello no es censura. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a su vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, que colocara en pantalla la portada de la edición 2269 del semanario Proceso, y acto seguido expresó:

“No, no, no. Si viviera don Julio (Scherer, fundador del semanario) se volvería morir ¿saben por qué lo hago? Se enojan mucho conmigo, pero siempre digo lo que pienso. Y también lo digo con todo respeto ¡es Alarma! Aquella publicación de mis paisanos los Pagés (…)”.

Las consideraciones sobre la portada de la edición más reciente del semanario, proferidas por el jefe de Estado Mexicano, ocurrieron durante su conferencia de prensa de este lunes. En dicha edición, se puede observar un equipo funerario que actúa en un crematorio y, en el encabezado se lee: Fase 3. La pesadilla.

“Lo siento mucho pero lo tengo que exhibir, es como metiendo un cuerpo (…) a un crematorio… miren eso (dijo, señalando a la pantalla) me va a decir que es censura ¡No! Y ofrezco disculpas, pero no lo puedo omitir”.

“Ahora sí, rienda suelta al análisis ¿está bien? ¿Es libertad de expresión por encima de todo, sin escrúpulos morales, sin ética?”, cuestionó.

Luego, llamó a “discutir” la publicación, aunque diciendo que él no censura:

“Yo no censuro nada, nada, nada, prohibido prohibir. Pero sí hay que debatir todo esto. Es lo mismo de los que no cumplen con las reglas sanitarias: no es nada más que se les multe, eso hasta se ríen. Les produce cosquilla. Que aquí se diga es mejor”, agregó.

Luego, pidió a su vocero que la retirará porque “está fuertísima”.

Las conferencias presenciales, a votación

Las expresiones del mandatario ocurrieron cuando fue cuestionado sobre el formato de las tres conferencias de prensa que se realizan a diario en Palacio Nacional, luego de que el pasado viernes, periodistas que cubren la exposición del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, fueron notificados sobre la presencia de un paciente de covid-19 que tuvo contacto con los asistentes en días previos.

El contacto, que habría ocurrido el pasado lunes 20, fue dado a conocer a periodistas por el director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, y provocó el cuestionamiento sobre la posibilidad de mantener el formato de conferencias que, además de la “mañanera” presidencial, incluye la exposición de la secretaría de Economía Graciela Márquez, a las 6:00 de la tarde y de López-Gatell, una hora después.

López Obrador dijo que lo dejaba a consideración de los reporteros (“ustedes díganme, cómo quieren”), pero dijo, como ha venido advirtiendo, que no dejaría de realizar su conferencia para informar y agregó:

“Yo tengo que estar informando porque se necesita, se requiere y también porque la gente necesita tener información, estamos gobernando con la gente (…) pero también para contrarrestar las noticias falsas, el alarmismo “vi una portada de una revista ¿será cierto? Proceso? No, no no –expresó gesticulando—si viviera don Julio se volvería a morir”.

Te recomendamos: Gobierno de AMLO exhibe empresas que no acatan la cuarentena, pero omite a las de Salinas Pliego

Load More