Calderón responde a la entrevista publicada en Proceso “Conocíamos las andanzas de García Luna… pero debíamos trabajar con él”

Felipe Calderón, presidente de México de 2006 a 2012 Foto: Benjamin Flores/Procesofoto Felipe Calderón, presidente de México de 2006 a 2012 Foto: Benjamin Flores/Procesofoto

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Luego de que Proceso publicara la entrevista “Conocíamos las andanzas de García Luna… pero debíamos trabajar con él”, y cuya revelación de la exembajadora Roberta Jacboson acerca de que EU sabía de los posibles vínculos de Genaro García Luna con el Cártel de Sinaloa ha ocupado las principales tendencias en redes sociales este fin de semana, el expresidente Felipe Calderón publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al director de Proceso.

Ciudad de México, a 3 de mayo de 2020

Sr. Jorge Carrasco

Director de “Proceso”

Presente

Sr. Director,

Hago referencia al artículo de J. Jesús Esquivel, publicado el día de hoy, titulado “Conocíamos las andanzas de García Luna… pero debíamos trabajar con él”, para hacer las siguientes precisiones:

  1. El artículo contiene una afirmación que se le imputa a la Embajadora (aunque no está entrecomillada): “el gobierno de Felipe Calderón tenía en su poder la información sobre los nexos de Genaro García Luna con el narcotráfico”. Esto es no es verdad (sic). Actué con determinación contra esas organizaciones criminales y recibí muchas amenazas por perseguirlas, y jamás hubiera permitido que ningún funcionario con vínculos de esa naturaleza siguiera en el gobierno.
  2. La Embajadora Jacobson habla de la información a la que se refiere el artículo, y dice: “Teníamos información y escuchamos rumores que en su mayoría no fueron confirmados, pero que provenían de fuentes de las que esperabas oposición al secretario de Seguridad Pública… nunca información que fuera confirmada por una fuente imparcial; que no fuera tendenciosa”.

La Embajadora no provee información nueva, sino que corrobora lo que hemos dicho: que había rumores o información que nunca fueron confirmados por fuentes imparciales o sostenida por evidencia incontrovertible sobre Genaro García Luna. En otro artículo de la misma cobertura se señala la opinión positiva que, en principio, tuvieron funcionarios americanos sobre el Secretario.

  1. Si las autoridades de Estados Unidos hubieran tenido conocimiento de actividades ilícitas del Secretario, y ella en particular, como responsable de la “Iniciativa Mérida”, ¿cómo explicar que a través de esa Iniciativa se dotó de importantes dispositivos y tecnología de inteligencia de vanguardia, armamento y equipo militar, incluyendo varios helicópteros Sikorsky a la Secretaría de Seguridad Pública? Especialmente porque, como ella afirma, “el departamento de Estado estaba obligado a cerciorarse de que el equipo militar… no fuera utilizado para favorecer y facilitar el trasiego de drogas”. Sería absurdo suponer que, sabiendo dicha información, hubieran dado ese apoyo de cientos de millones de dólares.
  2. En cuanto al argumento de que no tenían alternativa más que trabajar con García Luna, señalo que el grado de cooperación alcanzado entre el Gobierno de México que tuve el honor de presidir y el de Estados Unidos alcanzó niveles sin precedentes.

Tanto el departamento de Estado como las agencias estadounidenses tenían interlocución abierta con todas las dependencias de mi gobierno. Y era así porque la estrategia del gobierno mexicano no dependía de una sola persona, sino era una labor de equipo interinstitucional. La Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la de Seguridad Pública, la de la Defensa, la de Marina, el CISEN, todas las dependencias mexicanas vinculadas estaban autorizada (sic) a interactuar y cooperar con autoridades de Estados Unidos y así lo hacían. De hecho, en muchos operativos en que se requería las agencias estadounidenses optaban discrecionalmente por la interlocución uno a uno, con algunas de las dependencias mexicanas ya señaladas.

  1. Si el Gobierno de los Estados Unidos hubiera tenido información procesable contra cualquier alto funcionario mexicano, esa información debería haberse comunicado a mi gobierno a través de alguno de los robustos canales de comunicación que teníamos. Eso no ocurrió.

Agradezco de antemano la publicación de esta carta, de manera íntegra, con la visibilidad dada a la cobertura que la motiva.

Atentamente,

Felipe Calderón Hinojosa

ExPresidente de México

Load More