Iglesia emite protocolo de atención espiritual para enfermos de covid-19

Un trabajador desinfecta una iglesia Foto: Yahir Ceballos / Procesofoto / Veracruz Un trabajador desinfecta una iglesia Foto: Yahir Ceballos / Procesofoto / Veracruz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el fin de adecuar los sacramentos de la Iglesia para atender a los enfermos por covid-19, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió el Protocolo de Atención Espiritual a los Fieles Durante la Contingencia Sanitaria.

El documento menciona los lineamientos que los sacerdotes católicos deben seguir al momento de dar asistencia espiritual a los contagiados.

Para la llamada unción de los enfermos, por ejemplo, recomienda usar guantes de látex, desinfectar todos los artículos litúrgicos, hacer la unción con un hisopo con punta de algodón o una bola de algodón, actuar con suma prudencia y responsabilidad en todo momento.

Y, ante la cancelación de misas presenciales, el protocolo pide a todas las diócesis mexicanas abrir portales digitales “de oraciones e intenciones para misas a ofrecerse por enfermos o difuntos a causa del covid-19”.

También recomienda designar sacerdotes “capellanes para administrar la unción de los enfermos a personas con covid-19”.

El documento indica que “la enfermedad y la muerte son momentos muy sensibles de la existencia humana que requieren ser acompañados con caridad fraterna y pastoral”.

Y agrega: “Esa misma caridad pastoral nos pide aceptar ciertas restricciones, cumplir responsablemente con algunas disposiciones y, en tiempos críticos, aumentar nuestra prudencia y creatividad pastoral”.

Finalmente subraya que ojalá “este protocolo pueda inspirar formas de acompañamiento espiritual a los enfermos, a los difuntos y a sus familias en estos tiempos de emergencia sanitaria, donde cada obispo y sacerdote, evaluando cada caso, tomando en cuenta la situación de la persona enferma, considerando el contexto normado por la moral cristiana y las autoridades sanitarias, asuma responsablemente sus posibilidades y actúe en consecuencia, a imagen de Cristo Buen Pastor de sus ovejas”.

Firman el protocolo: Rogelio Cabrera, presidente de la CEM; Alfonso Miranda, secretario general de la misma, y Domingo Díaz, responsable de la Dimensión Episcopal de Pastoral de la Salud.

Load More