Ni deuda ni beneficios fiscales responde López Obrador a propuestas del CCE

López Obrado dijo que el CCE ni cualquier otro grupo imponer su política para reactivar la economía. "Corresponde al Estado, al gobierno federal”, dijo. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La propuesta del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para enfrentar la crisis económica fue rechazada por el presidente Andrés Manuel López Obrador quien invocó la rectoría del Estado en la conducción económica y el desarrollo.

“No puede ningún grupo imponer su política. Corresponde al Estado, al gobierno federal”, dijo.

La conferencia de prensa matutina estuvo dedicada en buena medida, a la promoción del plan económico que el mandatario ha centrado en ampliar las ayudas sociales y una radicalización de su política de austeridad, como único plan de reactivación económica, un asunto que casi diario aborda en sus alocuciones, pero que en esta jornada fue lo principal luego de que ayer se expusieran las propuestas del sector privado resultantes de la llamada Conferencia Nacional para la Recuperación Económica.

El plan del sector privado contempla distintas medidas que López Obrador ha rechazado, entre otras un incremento en la deuda en un rango de 0.5 a 5% del Producto Interno Bruto, planteamiento que ya ha rechazado el mandatario y en el que hoy fue insistente.

La clave en el mensaje presidencial fue explícitamente la diferenciación respecto a lo realizado en sexenios pasados, a los que atribuye el rescate a “los de arriba” contratando deuda.

“No queremos endeudar al país porque son deudas que vamos a heredar a futuras generaciones, se olvida que la deuda pública se traslada de generación en generación”, justificó el presidente en su negativa.

Cuestionada desde distintos sectores, la estrategia de reactivación económica del presidente López Obrador se basa en inyectar dinero a los estratos más pobres de la población con la idea de incrementar el consumo, a partir de recursos obtenidos de un recorte en el gasto operativo del gobierno de 75% y de una recaudación intensa. Confiado en el éxito de su plan, ha negado toda propuesta de incentivos fiscales y fondos para otros sectores de la población.

“Con todo respeto (lo digo) nosotros no vamos a continuar con más de lo mismo, no habrá rescates de potentados. Si hay una quiebra para una empresa, pues que sea el empresario el que asuma la responsabilidad, los socios o accionistas, porque el Estado tiene que proteger a todos y no actuar otorgando privilegios a nadie”, expresó girando sobre la misma idea.

Aunque consideró que el CCE tiene derecho a manifestarse, defendió su autoridad sobre el asunto, considerando “una inmoralidad” que el Estado rescate empresas o instituciones financieras, recordando una vez más el Fobaproa, fondo utilizado para el rescate de los años noventa.

Desde mediados de marzo, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), decretara que el contagio de coronavirus causante de la enfermedad covid-19 era una pandemia, los impactos económicos han sido una constante en la discusión pública, provocando un estira y afloja entre el mandatario y el sector privado, acendrado a partir del 5 de abril, cuando el titular del Ejecutivo delineó sus planes para hacer frente a la crisis.

Ayer, el CCE envió 68 propuestas al gobierno que, en voz de Carlos Salazar Lomelí, presidente del organismo, es “la tercera y última llamada” al mandatario para dialogar y llegar a un acuerdo. La respuesta sucede hoy, con la afirmación de López Obrador sobre el análisis de las propuestas, aunque aclarando que no admitirá negociación en “los oscurito”.

“Nada más que quede claro que esto no se puede resolver en lo privado, en lo oscurito. Nosotros no vamos a continuar con el modelo fallido de rescates de corte neoliberal, no llegamos aquí (a la Presidencia) para hacer lo mismo (que en el pasado)”.

En general, López Obrador redujo a dos aspectos centrales la propuesta del sector privado que de plano rechaza: una, relacionada con beneficios fiscales y otra, la contratación de deuda. Y por ese rechazo, consideró, es que “están molestos”.

Te recomendamos: CCE presenta 68 propuestas para encarar crisis económica y de salud

 

Comentarios

Load More