Suspenden a 5 policías que confundieron a empresario alemán con secuestrador (Video)

Mirko Kosic en declaraciones con Canal 13 de Puebla. Foto: @Canal13Puebla Mirko Kosic en declaraciones con Canal 13 de Puebla. Foto: @Canal13Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- La Fiscalía General del Estado informó que suspendió a cinco policías adscritos a la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FSDAI) que el 30 de abril persiguieron, golpearon, esposaron y “levantaron” a un ciudadano alemán al que supuestamente confundieron con un secuestrador.

La institución aclaró que además del Órgano de Control Interno de la institución, también interviene en este caso la Fiscalía de Combate a la Corrupción, que lleva a cabo una investigación con base a la denuncia que presentó el empresario afectado.

La escena que evidenció la actuación de los policías ministeriales poblanos fue difundida a través de un video en las redes sociales el mismo 30 de abril. Primero, los testigos aseguraron que se había tratado de un secuestro ya que el empresario alemán gritaba pidiendo ayuda.

Sin embargo, ese mismo día la Fiscalía General del Estado emitió un tuit para supuestamente aclarar que se había ejecutado una orden de aprehensión.

Por la noche, la víctima que se identificó como Mirko Kosic se presentó en un canal de televisión local para aclarar que no había sido ni secuestro ni detención, sino que los policías lo confundieron con un delincuente y trataron de “levantarlo” por la fuerza.

Kosic narró que sin identificarse o mostrar alguna orden, los policías poblanos lo persiguieron, golpearon, esposaron y encañonaron con armas largas, para después subirlo a la fuerza a un carro particular, incluso aseguró que trataron de meterlo en la cajuela de la unidad.

La escena fue grabada con un celular por una persona que se encontraba en el interior de la tienda Chedraui Selecto, ubicada a la entrada del exclusivo clúster de fraccionamientos “Lomas de Angelópolis”.

En el video se puede escuchar cuando Kosic pide ayuda, grita que no tiene “lana”, se identifica por su nombre, advierte ser “ciudadano alemán” y trata de resistirse, como puede, a lo que supone es un acto delincuencial.

Igual se puede observar cuando uno de los policías amenaza y trata de arrebatar el celular a la persona que graba desde la entrada de la tienda: “¡Deja de grabar cabrón!”.

Kosic contó que ese día había tenido una reunión con unos proveedores en el restaurante Toks que se encuentra en el mismo centro comercial y que cuando estaba por abordar su carro para retirarse del lugar fue interceptado por los policías que llegaron en un Jetta Rojo a toda velocidad.

“Se paran junto a mí, sin presentarse, sin nada, abren las cuatro puertas apuntándome con cuatro metralladoras, y me dio un susto. De ahí dejé de pensar y todo fue por instinto”, relató.

“Ya me veía en un sótano, pidiendo rescate”, expresó, al relatar que el vehículo al que lo subieron nunca salió del estacionamiento, ya que a sus gritos de que era alemán y al entregar su cartera con su identificación, los policías se dieron cuenta de grave yerro que habían cometido y en el mismo lugar lo liberaron. Indicó que en el operativo participaron siete vehículos y alrededor de 20 personas armadas.

Kosic anunció ese día que reclamaría sus derechos y pediría apoyo a la embajada alemana para pedir que se fincaran cargos a los responsables de esta acción que ponían en evidencia la falta de profesionalización y capacitación de los elementos policíacos de Puebla.

Comentarios

Load More