#Las letras conectan: Lectura virtual de la obra “Pollito”

Por medio de su área de Difusión Cultural CCH Naucalpan creó el programa Las letras conectan, a través del que se hacen lecturas en vivo por Facebook. Foto: captura de video

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Distintas instituciones han hecho esfuerzos poco comunes por llevar el arte a las casas. Es el caso del CCH Naucalpan que, por medio de su área de Difusión Cultural creó el programa Las letras conectan, el cual consta de transmisiones de lecturas en vivo por Facebook.

Los autores de las obras de “Las letras conectan” son invitados a leer un fragmento para el público, y tendrán la oportunidad de comentar y así crear un diálogo respecto a los textos.

El 6 de mayo tocó el turno Talia Yael, de 30 años, escritora de Pollito, obra dramática que habla de la violencia que ejercen las mujeres entre sí y la repetición involuntaria de patrones aprendidos.

En conversación, Yael cuenta:

“El proceso fue muy intuitivo. Todo surgió de una primera escena, donde una niña comienza a escuchar a un animal en el cuarto de sus papás, va hacia allá y al asomarse por la rendija alcanza a verlo. Ahí se crea una especie de miedo primigenio”.

Y piensa que “a partir de ellos se van desarrollando cuadros bordados con los mismos temas a lo largo de la vida de la niña”.

El texto de la egresada de las licenciaturas de Psicología y Literatura Dramática y Teatro de la UNAM se hizo acreedor al Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2019. Forma parte de la antología Teatro de la gruta XIX, de la editorial Tierra Adentro.

Con frescura y naturalidad, Yael elige dos escenas de la obra, las cuales lee y dramatiza con los elementos que tiene en casa. Además, responde así a la pregunta: “¿Qué le dirías a un pollito que no sabe que es un pollito?”:

“Yo le diría que busque la pregunta que le duele”,

Explica que los pollitos representan la fragilidad, y que está en nosotros enfrentarnos a nuestros miedos para romper con esta imagen.

“El personaje se llama Pollito, pero nadie puede llamarse así. Tenemos que encontrar la manera de nombrarnos desde otros lugares”.

Esta es una oportunidad única para escuchar durante una hora textos de viva voz de sus propios autores, además de ponerle rostro a la persona. Al ser creadores tan jóvenes quizá incluso inspiren al público preparatoriano a comenzar a escribir.

La transmisión se llevó acabo en vivo, lleva ya mil 600 reproducciones, y continúa disponible en el Facebook de @dicucchn y @PulsoCCHN. Aquí el enlace directo:

 

Te puede interesar: Dubatti y la máscara virtual del teatro

Load More