No cargaré con la responsabilidad de lo que ocurra: Barbosa sobre regreso a la “nueva normalidad”

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa. Foto: Twitter @MBarbosaMX El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa. Foto: Twitter @MBarbosaMX

PUEBLA, Pue. (apro).- Tras subrayar que no es “principiante en la política”, el gobernador Miguel Barbosa Huerta advirtió que no cargará con la responsabilidad si este 1 de junio, al reabrirse el esquema productivo en Puebla, con la industria automotriz, se presenta un brote de contagio de coronavirus.

Al ser cuestionado sobre la aclaración que hizo el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en el sentido de que serán los gobernadores quienes decidan la reactivación en sus estados, Barbosa cuestionó ese margen, dado que el inminente retorno a la producción de la industria automotriz este 1 de junio, recalcó, implica en Puebla un “vuelco” en las medidas de contención de la pandemia.

“Que no se me diga que yo puedo tomar decisiones cuando ya todo está preparado para que el primero de junio todo se vuelque, ¿de acuerdo? Nada más. Y yo respeto todo y me alineo y tengo perfectamente claro qué significa todo el regreso a la nueva normalidad y lo apoyo, pero dejaré perfectamente claro de dónde vinieron las definiciones”.

Añadió: “Y que no me digan ‘tú toma las definiciones’, no, no, no, yo no soy un principiante en la política”.

El mandatario estatal recalcó que la definición de “la nueva normalidad” en sus acciones fundamentales y en la ruta marcada corresponde a la federación, y que estaría por verse cuánta competencia se permitirá a los gobernadores.

En rueda de prensa, Barbosa insistió en que hasta este jueves no hay condiciones para considerar que en la entidad se puedan retomar actividades como parte de “la nueva normalidad”, pues la cresta de contagios se encuentra en su punto “más álgido”.

Sin embargo, sostuvo que la decisión ya está tomada al dar luz verde a la reapertura de la industria automotriz pues con ello desaparecerán todas las medidas que ha tomado su gobierno para tratar de controlar la pandemia en Puebla.

Aclaró que, si en las próximas semanas la curva de contagios “se aplana”, entonces dará públicamente su apoyo a la reactivación económica de la entidad, pero que si sigue una alta incidencia de contagios dejará en claro que no está de acuerdo y señalará a los responsables de las decisiones.

“Si nosotros vemos que nuestra curva (de contagios) está achatada, que la crisis de salud que tenemos en Puebla está controlada, el gobierno va a tener la opinión del regreso a la nueva normalidad, si no, no. Entonces se va a ver de dónde vino la decisión, ¿de acuerdo?

“Porque yo no voy a cargar con la responsabilidad de lo que ocurra si cuando regrese todo el esquema productivo acá en la ciudad, (que es) el principal foco de contagio, todo se pierde y viene un brote de contagio incontrolable para nosotros y viene una necesidad de hospitalización que no podamos atender, que nos rebase”, puntualizó.

Dijo que realmente espera que al llegar el 31 de mayo el ritmo de contagios haya disminuido y que “esos sabios de la probabilidad y la bioestadística” hayan tenido la razón sobre el achatamiento de la curva de casos en el país.

“Si el 31 de mayo las cosas no han cambiado, mi opinión va a ser contraria y entonces vamos a ver de dónde salió la decisión, y qué margen le dejan a los gobiernos estatales para resolver las cosas, ¿de acuerdo? ¿Qué piensan? ¿Que soy un principiante que no entiendo?”, recalcó el gobernador.

Este jueves, la Secretaría de Salud de Puebla reportó 50 nuevos contagios de covid-19, así como 20 fallecimientos, para dar un acumulado de mil 230 casos y 274 muertos por covid-19.

Hasta este jueves hay 349 personas hospitalizadas, de las que 96 reportan un estado de salud crítico.

Load More