AMLO defiende su política eléctrica y acusa conspiración y saqueo de trasnacionales

López Obrador defendió hoy la rectoría del Estado en el sector energético y las medidas adoptadas en la industria eléctrica que, ante los reclamos y amagos de demandas por empresas de “energías limpias” afectadas, expuso que está dispuesto a ir a tribunales. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió hoy la rectoría del Estado en el sector energético y las medidas adoptadas en la industria eléctrica y, ante los reclamos y amagos de demandas por empresas de “energías limpias” afectadas, expuso que está dispuesto a ir a tribunales.

La razón:

 “Necesitamos también poner orden y que ya no se siga consumando el saqueo del período neoliberal”.

Un acuerdo emitido el 29 de abril, replanteado el pasado 15 de mayo, se convirtió en motivo de inconformidad con trasnacionales energéticas que desarrollaban 28 proyectos eólicos y solares, “energías limpias” porque las reglas favorecen la toma de control del sector por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 “Se habían apoderado del sector energéticos y estaban conspirando para destruir Pemex y CFE. Y hay constancia de lo que estoy diciendo: se entregaron contratos en el caso de Pemex, se dejó de invertir para que se dejara de producir petróleo, se entregaron contratos particulares con la llamada reforma energética, dijeron que esos contratos iban a suponer mas producción y más beneficios”, dijo hoy el presidente en su conferencia de prensa.

Prensa internacional a favor de intereses empresariales

El asunto, abordado también por medios internacionales dado el reclamo de empresas en sus respectivos países, devino en una crítica a diarios como el estadunidense The New York Times y el español El País, a los que consideró al servicio de intereses empresariales y, con ello, definió su noción de cómo debe hacerse periodismo.

La digresión respecto a los medios de comunicación, surgió por su consideración sobre el sector privado que, dijo, ya no solo acude a medios nacionales, también internacionales para defender, según el criterio presidencial, el “proceso de corrupción”.

López Obrador dijo que en pasadas administraciones el poder económico estaba por encima del poder político, reiterando como en otras ocasiones su mensaje a las trasnacionales: “México ya no será tierra de conquista”.

En el abordaje del tema, el mandatario inclusive se refirió a la entrega de “contratos leoninos” y mencionó que “un expresidente fue contratado por una de las empresas beneficiadas”, una alusión a la contratación de Felipe Calderón, en la española Iberdola, una de las afectadas por la política energética.

Entre sus definiciones de hoy, López Obrador expuso, en contraste con el pasado, que el Estado asume su responsabilidad de planear y ejecutar políticas públicas en el sector energético, por mandato constitucional.

Nota relacionada: Freno a las energías renovables

Comentarios

Load More