Ilusorio, el concepto de fraternidad familiar expuesto por AMLO: RNR

Vecinos del Centro Urbano Presidente Alemán (CUPA), en confirnamiento. Foto: Germán Canseco Vecinos del Centro Urbano Presidente Alemán (CUPA), en confirnamiento. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con datos obtenidos a través del trabajo diario con mujeres violentadas en sus hogares, la Red Nacional de Refugios (RNR) informó que tras el lanzamiento de la campaña “Aislamiento Sin Violencia. ¡No estás sola!”, los 69 espacios que la integran han atendido a 11 mil 131 mujeres, niñas y niños, 37% a través de redes sociales y llamadas telefónicas y 63% en instalaciones de los 69 refugios que conforman la red.

La información estadística de los servicios brindados por la RNR, el 17 de marzo y el 17 de mayo, revelan que “el concepto de fraternidad familiar expuesto por el presidente de México resulta ilusorio”, puntualizó en un comunicado.

Al hacer un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador y a los mandatarios de las 32 entidades federativas a reconocer “que el confinamiento por covid-19 ha incrementado las violencias contra las mujeres y las brechas de desigualdad”, la RNR explicó que la atención a esa cantidad de mujeres y menores en los dos primeros meses de la cuarentena representa un incremento de 70% respecto al mismo periodo del año pasado.

En el periodo de referencia, abundó, los Refugios y sus Centros de Asistencia Externa, Casas de Emergencia y Transición, dieron atención y acompañamiento a 6 mil 978 personas, de las cuales 65.16% fueron mujeres y 34.88% niñas y niños, cifra que rebasó en 77% a las personas atendidas en el mismo periodo del año pasado.

Nota relacionada:

“Nosotros tenemos otros datos” reviran a AMLO sobre aumento de violencia contra las mujeres

Tras destacar que en las instalaciones de los 69 refugios que integran la RNR se brinda atención psicológica, médica, jurídica, social y educativa, entre otras, refutó la apreciación de López Obrador sobre “la fraternidad familiar”, toda vez que “el 100% de las mujeres que ingresaron a estos espacios de protección –subrayó– fueron víctimas de violencia familiar, y 5% de las niñas y niños víctimas de abuso sexual durante el periodo de cuarentena, por lo que no en todas las familias mexicanas se vive con armonía”.

En el comunicado, la RNR abundó que todas las mujeres que acudieron a los espacios de protección sufrieron violencia psicológica y 79% vivieron dos o más tipos de violencias, entre ellas emocional, económica y física.

En concreto, 49.47% de las mujeres que ingresaron a los espacios de la RNR vivieron violencia física, 43.37% económica, 25.95% patrimonial, 17.62% sexual y 4% sufrieron intento de feminicidio.

Según la RNR, brindó “orientación y atención” vía telefónica y por redes sociales a 4 mil 153 personas, de las cuales “69% son mujeres víctimas de violencia, 2.85% instancias de gobierno, 9% hombres y 10% redes de apoyo de la mujer víctima de violencia”.

Sobre ese último porcentaje, referido a familiares de la mujer violentada, vecinos o amigos que pidieron ayuda en nombre de la víctima, la RNR destacó que al comunicarse expresaron “su preocupación, ya que la mujer se encuentra con su agresor y no puede pedir auxilio”.

Nota relacionada:

La otra pandemia está en casa: aislamiento aumenta la violencia contra mujeres

Dicha situación confirma la preocupación de RNR de que “entre más tiempo se extienda el periodo de confinamiento, menos posibilidades tendrán las mujeres de llamar, mandar mensaje y, por lo tanto, de realizar denuncias, como algunas instancias gubernamentales y el propio presidente esperan que suceda, para reflejar que en realidad las violencias contra las mujeres han incrementado en el periodo del covid-19”.

De acuerdo con la estadística de la organización, durante los dos primeros meses de contingencia sanitaria, más de la mitad de los 69 refugios afiliados “han tenido un incremento de 50% de ingresos”, mismo porcentaje de aumento registrado por los Centros de Atención Externa, “que son la cara pública de los Refugios”, donde “el 31.48% de las mujeres fueron atendidas de forma presencial, con las medidas sanitarias pertinentes, mientras que 57.98% se atendieron vía telefónica y 10.52% en redes sociales”.

Reveló que durante la cuarentena algunas mujeres violentadas han tenido que huir de sus hogares “a causa de las violencias machistas”, de manera que en el periodo mencionado la RNR realizó “19 rescates a nivel nacional, cuatro en el Estado de México, siete en la Ciudad de México, dos en Morelos, dos en Puebla, dos en Chiapas, uno en Guerrero y uno en Hidalgo”.

Agregó que “64.97% de las mujeres sufrió violencia por parte de su pareja o esposo, y en su mayoría las solicitudes fueron sobre: atención especializada e implementación de plan de seguridad ante las violencias vividas (18.92%), información de servicios para mujeres en situación de violencias (28.11%) y orientación ante situaciones de violencia (17.94%)”.

Al detallar que la mayoría de llamadas que recibió en los dos primeros meses de contingencia correspondieron a la Ciudad de México ( 27%) y al Estado de México (17%), la organización destacó que mientras el gobierno capitalino aseguró que la Línea Mujer registró una disminución de llamadas en 7.8% en abril, 20.21% de las mujeres que se comunicaron a la RNR refirieron que antes de acudir a la agrupación civil “ya habían solicitado apoyo a otra instancia, pero no recibieron el auxilio esperado”.

Aunado a lo anterior, la emergencia sanitaria ha tenido impactos negativos en “los procesos jurídicos, médicos y sociales de mujeres residentes y exusuarias de Refugios, así lo reflejan 69% de los espacios de protección a nivel nacional y, por supuesto, aquellas que siguen estando con el agresor”.

Ante el cúmulo de violencias contra las mujeres ocurrido en el periodo de confinamiento para evitar la propagación del covid-19, la RNR alertó que no será posible para muchas iniciar “la nueva normalidad” sin que para ello exista “un protocolo de actuación integral coordinado e intersectorial con enfoque de género, derechos humanos e interculturalidad para atender los impactos y secuelas que el covid-19 ha dejado y seguirá dejando (aun después de levantarse la etapa del confinamiento) en la vida de mujeres mexicanas”.

Insistió en el llamado a los gobiernos federal y estatales para reconocer la violencia de género e instrumentar “de manera apremiante políticas presupuestarias con enfoque multisectorial transversalizando la perspectiva de género, que contemplen el acceso a la justicia, la salud integral, la educación y recuperación económica, entre otras”.

Finalmente, la organización exigió garantizar “la atención y seguridad integral, como la protección de los derechos de todas las mujeres, niñas y niños durante y después de la contingencia sanitaria, siendo indispensable para ello involucrar a las organizaciones de la sociedad civil en el desarrollo de políticas y respuestas operativas frente a la doble pandemia de la que son víctimas las mujeres e infantes: el covid-19 y las violencias de género”.

Comentarios

Load More