ICA construirá el cuarto tramo del Tren Maya

Antigua estación de ferrocarriles en Valladolid, Yucatán. El Tren Maya ya no tomaría el camino Valladolid-Cobá, sino que regresaría a su trazo original, de Valladolid a Cancún. Foto: Alejandro Saldívar Antigua estación de ferrocarriles en Valladolid, Yucatán. El Tren Maya ya no tomaría el camino Valladolid-Cobá, sino que regresaría a su trazo original, de Valladolid a Cancún. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De manera directa, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) otorgó a ICA el contrato para la obra del cuarto tramo del Tren Maya –que irá de Mérida a Cancún–, dado que esa constructora detenta la concesión de la carretera entre Kantunil y Cancún, confirmó hoy Milardy Douglas Rogelio Jiménez Pons, titular del organismo.

El pasado 10 de marzo, el funcionario anunció que, debido al descubrimiento de una “caverna de 90 metros de diámetro y cinco de espesor” en Cobá, el Tren Maya ya no tomaría el camino Valladolid-Cobá, sino que regresaría a su trazo original, de Valladolid a Cancún; en esa ocasión, Jiménez Pons adelantó que se negociaría con ICA para que las vías del tren pasen en medio de la carretera.

Especial: Tren Maya, la obstinación

El Fonatur indicó que en fechas próximas daría a conocer los detalles de la adjudicación –entre ellas el monto del contrato–; sin embargo, ICA ya se sumó al Tren Maya, al igual que el consorcio encabezado por la empresa de origen portugués Mota-Engil, las compañías del magnate Carlos Slim Helú, y el consorcio formado por Grupo Indi y la española Azvi.

El gobierno presume avances en Tren Maya y Santa Lucía

Al igual que los demás ganadores de contratos para los tramos del Tren Maya, ICA –presidida por Bernardo Quintana Isaac– fue uno de los contratistas principales durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, con adjudicaciones de por lo menos 32 mil 287 millones de pesos, según una revisión al portal de contrataciones federales, Compranet.

Al preguntarle hoy sobre la adjudicación de contratos a empresas favorecidas durante el sexenio pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador reviró: “Se cuidó que las empresas no tuviesen denuncias, juicios por obras realizadas en el gobierno; se llevó a cabo una revisión en todos los casos, y si estas empresas estuvieron trabajando en el sexenio pasado, si no tienen cuentas pendientes con nosotros, es decir, si no dejaron pendientes obras inconclusas o no terminadas, no se les puede impedir que participen”.

Y, tras reconocer que hubo influyentismo en el sexenio pasado, aseveró que ahora “ya no es así”.

Falta el contrato para el quinto tramo del Tren Maya –Fonatur ya anunció que el fondo de inversiones estadunidense BlackRock tiene interés y envió una propuesta–, ya que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se hará cargo de los tramos seis y siete.

Comentarios

Load More