ONU condena asesinatos de periodista y defensor de derechos ambientales

El periodista José Miguel Armenta Ávalos, y su guardia, fueron asesinados el sábado 16 de mayo. Foto: Especial El periodista José Miguel Armenta Ávalos, y su guardia, fueron asesinados el sábado 16 de mayo. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El representante adjunto de la oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jesús Peña Palacios, condenó los asesinatos de un defensor de derechos ambientales de Oaxaca y un periodista de Sonora y su escolta.

En un comunicado, Peña Palacios llamó a las autoridades competentes a “investigar, juzgar y sancionar a los autores materiales e intelectuales” de los crímenes del defensor Eugui Roy Martínez Peña, el pasado jueves 7, así como del director del periódico “El Tiempo de Medios Obson” y del semanario “Última Palabra”, José Miguel Armenta Ávalos, y su guardia personal, el sábado 16.

Tras recordar el papel fundamental de las personas defensoras y periodistas, para que “todas las personas podamos disfrutar nuestros derechos”, Peña Palacios resaltó que los homicidios en contra de esos gremios “deben ser percibidos como ataques a toda la sociedad, y las autoridades están en la obligación de realizar los esfuerzos que sean necesarios para asegurar que son sancionados todos los responsables materiales e intelectuales”.

Martínez Pérez, el sexto defensor asesinado en lo que va del año, era originario de Oaxaca, tenía 21 años y era estudiante de biología dedicado al cuidado, preservación y defensa del medio ambiente, además de ser educador ambiental de niñas, niños y adolescentes. Fue asesinado en el municipio de San Agustín Loxicha, Oaxaca, en un ataque armado.

En cuanto a Armenta Ávalos, segundo periodista asesinado en lo que va del año, era originario de Ciudad Obregón, municipio de Cajeme, Sonora, y como director de medios locales había sufrido agresiones previas, entre ellas el ataque con una granada a su periódico, en 2016.

Por esos hechos de violencia en su contra y su medio fue incorporado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y contaba con medidas de protección, entre ellas el servicio de escoltas por parte de la policía municipal. El sábado 16, en un atentado en su contra, murió el periodista y uno de sus escoltas, en tanto que otro quedó gravemente herido.

Tras expresar sus condolencias y solidaridad a los familiares, amistades y colegas de Martínez Pérez y Armenta Ávalos, la ONU-DH urgió al Estado mexicano a “garantizar que las instituciones encargadas de proteger a personas defensoras de derechos humanos y periodistas cuenten efectivamente con los recursos humanos, materiales y económicos para su adecuada operación”.

Comentarios

Load More