Bonilla denuncia “aguachicoleo” de empresas en BC, entre ellas Coca-Cola y Samsung

Jaime Bonilla, gobernador electo de BC. Foto: Octavio Gómez

MEXICALI, BC (apro).- El gobernador de la entidad, Jaime Bonilla, denunció el “aguachicoleo” en el que incurren empresas transnacionales desde hace más de 27 años, con un daño al erario por mil 150 millones de pesos en la actualidad, y aseguró que incluso hay tomas dentro de una iglesia.

La refresquera Coca-Cola, la armadora automotriz Hyundai, la transnacional electrónica Samsung y el parque industrial Grupo FINSA, ubicadas en la ciudad de Tijuana, incurrieron en diversos delitos, como el no pago del derecho de agua, de conexión y de drenaje, es decir, que no cuentan con permisos para descargas de aguas residuales o químicos contaminantes, y se les descubrieron algunas tomas clandestinas.

Bonilla, acompañado por la titular de la Secretaría de Honestidad y Función Pública, Vicenta Espinoza Martínez, y el ingeniero Manuel García, detallaron que realizan una auditoria a 400 empresas, porque “la CESPT es una pila de agua bendita y todo mundo mete la mano, todo mundo se persigna y se va a las campañas. Ha sido la caja chica y la caja grande de las campañas”.

De acuerdo con el gobernador, la Comisión Estatal de Servicios Públicos (CESPT) es la espina dorsal de cualquier gobierno, y acusó a políticos del Partido Acción Nacional y sus gobiernos de utilizarla para sus campañas electorales.

Bonilla adelantó que cada miércoles presentará un informe del avance de las auditorias que se están haciendo a las 400 compañías, que suman en total un adeudo de al menos mil 150 millones de pesos, de los cuales ya se han recuperado 330 millones de pesos.

Lo anterior, luego de que algunas de las empresas detectadas en el “aguachicoleo” decidieron ponerse al corriente. A algunas se les ha multado, a otras cancelado sus contratos y obligadas a abrir nuevos, con los consumos reales de agua.

El Ejecutivo estatal aclaró que de las compañías que “no corrijan sus malas acciones, se van a pasar (los expedientes) al fiscal (general del estado), no nada más al Sistema de Administración Tributaria (SAT), porque esto, el robo de agua, es penado, es robo a la nación. Están robando el agua a todos los mexicanos, es ‘aguachicoleo’ perfeccionado por años e ignorado por las autoridades”.

Aunque muchas han pagado (al momento 330 millones de pesos recuperados), no deja de haber un delito. “Y, para que no se hagan las víctimas, no pagan impuestos, no pagan agua, derechos. A estos poderosos no sólo no les cortan el agua porque no pagan, sino que se les permite que no paguen por el drenaje. No ha habido un gobierno que los ponga en cintura. El tema del agua me fascina a mí ¡ni modo, me gusta mucho!”, soltó en tono de advertencia.

A su vez, la secretaria de Honestidad y Función Pública dijo que hay casos tan ilógicos como el que grandes empresas facturan agua “aún menos que el de una casa habitación y con pagos mínimos de hasta cinco metros cúbicos, que no corresponden con su gasto de agua”.

Muchas de las empresas que han detectado, añadió, se vanagloriaban públicamente que pagaban el agua “hasta por adelantado, por año, y les hacían un descuento del 12%; el pagar a tiempo no significa que paguen lo correcto”, abundó.

Con videos que muestran las tomas clandestinas o las descargas de aguas residuales al canal o la red, el ingeniero Manuel García relató los delitos en que durante años incurrieron Coca-Cola, Hyundai, Samsung y el parque industrial Grupo FINSA.

Por ejemplo, en el caso de esta última, que realiza una construcción con 30 mil metros de agua, no estaba pagando los derechos “y no sabíamos de dónde se alimentaba el agua para los procesos de la industria”.

“Al acudir al campo detectamos que iniciaron una carga clandestina a los usuarios para no celebrar el contrato y evadir el pago de derechos de conexión. Metieron la tubería dentro de una iglesia y ahí pusieron la tubería clandestina”, dijo.

La tubería, aclaró, tiene apenas siete meses que se metió, y la empresa realizó desde 2007 un contrato para tres tomas de agua, pero no ha facturado nada, y una de ellas no se ha podido localizar.

“Esta maniobra pudiera estar fuera para que no se dieran cuenta de los volúmenes de agua que iban a descargar. Hay otra toma que nunca ha facturado y que no hemos encontrado, pero curiosamente sí tiene el pago de derechos de conexión”, recalcó García.

El problema en este caso, abundó, es que algunas de las plantas del parque industrial están procesando químicos y tienen dos drenajes, uno donde echan los contaminantes. “Ellos conectaron su tubería en el pozo de registro de la CESPT, rompieron el piso de la iglesia para meterse ahí en la conexión de la CESPT.”

Con dicha maniobra, el parque FINSA realizó la descarga de agua residual a la red de alcantarillado de la comisión estatal de servicios públicos de Tijuana. La tubería es de seis pulgadas y los volúmenes que descargan ahí no corresponden a los que están facturando. Pero esa es otra investigación, adelantó el ingeniero.

“Es un volumen considerable y va al drenaje de la red, todo se hizo ilegalmente y no sabemos si fue con apoyo de personal de la comisión”.

La otra empresa denunciada es la refresquera Coca-Cola, que celebró contrato con la CESPT en 1992, pero no contrató el servicio de drenaje.

“Tratar el agua para descargarla a la red es muy costoso, es más cómodo aventarla al drenaje, y ellos no contrataron el servicio de drenaje. Y eso es desde 1993. Y yo lo que sé es que el drenaje se le puso cuando se contrató el agua. Esas instalaciones que encontramos no son nuevas. Y hay que aclarar que los derechos de conexión no son transferibles, porque ellos contrataron para un estacionamiento que tienen a 150 metros. Ese trabajo fue elaborado por personal de la comisión y para volúmenes de mas de 30 mil metros cúbicos de agua”, comentó el ingeniero.

En este caso, al momento de detectar ese drenaje ilegal se obligó a Coca-Cola a realizar un contrato forzoso y a la clausura de la toma. Ellos no tenían permisos para descargas a la red.

Esto, según Jaime Bonilla, es lo que ha estado ocurriendo por años. “Han abusado, destrozado y golpeado mucho a la gallina de los huevos de oro que es la CESPT. Robo maquinado desde el interior, gente que tiene muchos años aquí, abusando. Abuso constante y sistemático, maquinado porque es de donde han sacado dinero para las campañas panistas”.

Una empresa más que fue denunciada es la transnacional Samsung. Su problema es que colocó un drenaje clandestino. Descargan agua que va a la red y ahí tiene que entrar la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para ver qué tipo de químicos desecha.

El drenaje localizado fue “tapado” por la propia Samsung, tratando de esconderlo, detalló García, sin embargo, al quitar los objetos con que presuntamente bloquearon el registro, lo que se encontraron fue que estaba conectado a la calle, a la red directamente.

“Ellos no contaban con el contrato que debieron de haber celebrado con la comisión hace 25 años para descargar el drenaje a la red. Decían que tenían una opinión positiva de la Conagua (Comisión Nacional de Agua). Pero esta es una descarga mega clandestina y se está yendo al canal… ellos están conectados a la red de la comisión sin tener el contrato respectivo”, explicó.

En este caso la empresa realiza tres descargas “y ninguna es legal, no tienen el contrato que exige la ley. Eran drenajes clandestinos”.

Samsung es una empresa que cotiza en la bolsa de valores, pero aquí en México no pagan agua ni derechos de conexión. Aparte de no contratar, tiran lo que quieren en el canal, añadió el gobernador Jaime Bonilla.

La cuarta empresa denunciada es la automotriz Hyundai. “En una de sus plantas no contaban ni con el contrato de agua, ni con el contrato de drenaje. Es más, ni el medidor pagaron. Tenían los servicios, gozaban de los volúmenes de agua, del drenaje, y no había ningún registro en la comisión”, denunció el ingeniero.

Bonilla remató: es una transnacional, cotiza en bolsa y se supone que está siendo revisada por sus accionistas, pero nunca contratan nada. Para haber realizado todo esto, dijo, tuvo que haber participado la CESPT. “¡Fue un fraude!”.

Secretaría de Salud admite números progresivos de contagios por covid-19 en Mexicali

Comentarios

Load More