La OMS y la ACNUR acuerdan fortalecer servicios de salud para refugiados

La OMS y la ACNUR firmaron un nuevo acuerdo para fortalecer y promover los servicios de salud pública para los millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo La OMS y la ACNUR firmaron un nuevo acuerdo para fortalecer y promover los servicios de salud pública para los millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) firmaron hoy un nuevo acuerdo para fortalecer y promover los servicios de salud pública para los millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo.

De acuerdo con la ACNUR, el Memorando de Entendimiento suscrito este jueves actualiza y expande un acuerdo existente de 1997 entre las dos organizaciones, con el que han colaborado para proporcionar servicios de salud en todas las regiones, abogando por la inclusión de los refugiados y apátridas en los planes nacionales de salud pública de los países de acogida.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, resaltó que uno de los objetivos clave de la ACNUR este año será apoyar los esfuerzos en curso para proteger a unos 70 millones de personas desplazadas por la fuerza de covid-19, debido a que alrededor de 26 millones de estos son refugiados.

Asimismo, subrayó que 80% de los refugiados están alojados en países de bajos y medianos ingresos con sistemas de salud débiles, mientras que otros 40 millones de desplazados internos también requieren asistencia.

Durante la firma, el ACNUR también se unió al Fondo de Respuesta Solidaria, una propuesta de la OMS que permite a personas, empresas y organizaciones de todo el mundo contribuir directamente a la respuesta global para ayudar a los países a prevenir, detectar y responder a covid-19.

Desde su lanzamiento en marzo pasado el fondo ha recaudado 214 millones de dólares, de los cuales 10 millones fueron entregados a la ACNUR para apoyarla en necesidades urgentes como la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad en torno a las prácticas de higiene.

Asimismo, la ACNUR resaltó que el apoyo será utilizado para garantizar provisión de suministros médicos y de higiene, el establecimiento de unidades de aislamiento en países como Jordania, Kenia, Líbano, Sudán del Sur y Uganda y el apoyo de actividades innovadoras de preparación global.

Grandi declaró que, al unir fuerzas con el Fondo de Respuesta Solidaria, el ACNUR puede trabajar en conjunto con la OMS para garantizar mejor la preparación, prevención y medidas de respuesta de salud pública para covid-19 y que la ayuda tan necesaria puede llegar a los refugiados, desplazados personas y sus comunidades de acogida.

Por su parte, Tederos Aduano Ghebreyesus, director general de la OMS, comentó que “el principio de solidaridad y el objetivo de servir a las personas vulnerables respaldan el trabajo de nuestras dos organizaciones”.

“Estamos al lado de nuestro compromiso de proteger la salud de todas las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y garantizar que puedan obtener servicios de salud cuando y donde los necesiten. La pandemia en curso solo resalta la importancia vital de trabajar juntos para que podamos lograr más”, remató.

Con información de Melisa Carrillo

Comentarios

Load More