Pese a confinamiento, reportan en abril casi 3 mil homicidios dolosos y 70 feminicidios

Una mujer fue asesinada a balazos en interior de su domicilio en la barranca Chuchululuya, Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz Una mujer fue asesinada a balazos en interior de su domicilio en la barranca Chuchululuya, Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A lo largo de abril, pese al confinamiento y las medidas de emergencia sanitaria por el covid-19, la violencia continuó su implacable camino: las autoridades reportaron ese mes 2 mil 950 víctimas de homicidios dolosos –75% con armas de fuego– y 70 feminicidios, lo que equivale a 100 personas asesinadas por día, de las cuales más de 11 fueron mujeres.

Durante los primeros cuatro meses de 2020, las procuradurías registraron 11 mil 849 víctimas de asesinato en el país, entre ellas 436 menores de edad, 2.26% más que en el mismo periodo de 2019, catalogado como el año más violento en la historia reciente de México, según las cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La actualización de los índices delictivos en el país muestra que, como lo reconoció ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, “no hemos podido ver una disminución importante” en la cifra de homicidios, mientras Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Ciudadana –y responsable de la seguridad en el país–, trató de darle un enfoque positivo al afirmar: “Logramos nuevamente revertir la tendencia de crecimiento” de los asesinatos.

Nota de interés:

Gobierno de la CDMX analiza regreso a oficinas bajo el esquema “4×10”

Pero los datos muestran un panorama desolador: en abril, Guanajuato contabilizó 372 asesinatos, seguido del Estado de México, con 256; Chihuahua, con 271; Baja California, con 255, y Michoacán, con 207 víctimas de muerte violenta.

Desde el arranque de la administración actual, 47 mil 469 personas fueron asesinadas en el país; la mitad de los homicidios dolosos se registraron en Guanajuato, Estado de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco, Michoacán y Guerrero; por otra parte, los estados de Yucatán, Baja California Sur, Campeche, Aguascalientes, Tlaxcala, Durango y Nayarit reportaron menos de 250 asesinatos durante estos primeros 16 meses de gobierno.

En su conferencia de ayer, López Obrador utilizó esas cifras para justificar su estrategia de seguridad, que consiste en otorgar a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) facultades para realizar labores de seguridad pública, y aprovechó la ocasión para criticar a los columnistas que reprobaron este nuevo paso hacia la militarización.

Comentarios

Load More