Suspenden obras del complejo hotelero Gran Solaris Cancún

El complejo hotelero Gran Solaris Cancún. Foto: Especial El complejo hotelero Gran Solaris Cancún. Foto: Especial

CANCÚN, Q. Roo. (apro).- El ayuntamiento local suspendió las obras del complejo hotelero Gran Solaris Cancún, que se construye a un costado de Playa Delfines, conocido como “El Mirador”, uno de los sitios más emblemáticos de la zona hotelera y la costa norte del estado.

En plena pandemia, la empresa Villas Solaris S de RL de CV inició la construcción con una barda perimetral que provocó el rechazo no sólo de organizaciones ambientalistas, sino también de dirigentes, diputados y regidores de Morena, por las afectaciones a “El Mirador”.

La licencia de construcción fue ratificada seis días antes de que concluyera la anterior administración, presidida por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que en las elecciones legislativas del año pasado contendió en coalición con Morena.

A través de un video difundido en redes sociales, la presidenta municipal, Mara Lezama, manifestó que revisó a detalle la documentación y permisos otorgados a la empresa Villas Solaris S de RL de CV., y lanzó:

“Hoy, hago del conocimiento público la suspensión del proyecto hotelero Gran Solaris Cancún, a un costado de un predio de Fonatur que colinda con Playa Delfines”.

Pérdida de vigencias

Sin ofrecer mayores detalles, el secretario municipal de Ecología y Desarrollo Urbano, Armando Lara Denigris, señaló que la suspensión se debe a la “pérdida de vigencia” de permisos del “expediente completo” del proyecto que se ubica en el lote 52-01, a 60 metros del balneario también conocido como “El Mirador”.

Dicho proyecto consiste en un complejo hotelero de 450 habitaciones con 14 niveles, una planta baja y dos sótanos, además de seis restaurantes, dos áreas de albercas y un estacionamiento de dos niveles, todo sobre una superficie de 18 mil 844.31 metros cuadrados.

De acuerdo con Mara Lezama, la suspensión del proyecto cuenta con el soporte técnico y legal, y llamó a las inversionistas a estar tranquilos, porque el ayuntamiento respeta y respetará la Ley.

Por otra parte, advirtió que no permitirá una sola privatización de las playas públicas, por lo que junto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aplicará un Programa Integral para el Mejoramiento del Espacio Urbano en la zona hotelera.

En su oportunidad, la diputada local por Morena Érika Castillo Acosta, quien fungió como regidora en el trienio en que se aprobó el proyecto hotelero, señaló que la mayoría del Cabildo estuvo en contra de que la Comuna otorgara los permisos a la empresa Villas Solaris S de RL de CV, registrada en Tehuacán Puebla.

Castillo detalló el 19 de junio de 2017 el entonces titular de la Dirección General de Desarrollo Urbano del municipio de Benito Juárez, Jorge Hammeken Arana, expidió la licencia de construcción de obra nueva, con número 72296, folio 1650, para la edificación de un complejo hotelero de 450 habitaciones, denominado Gran Solaris Cancún, a favor de la persona moral Villas Solaris, S de R. de CV.

En sesión celebrada el 21 de septiembre de 2018, el Cabildo acordó un recurso de revisión (número MBJ-RR0170/2017) a través del cual se rechazó la emisión de la licencia de construcción de obra nueva, toda vez “que no fue debidamente fundada, ni motivada, contraviniendo con ello el artículo 16 constitucional”.

En el mismo acuerdo se rechazaron todas y cada una de las constancias, autorizaciones, anuencias, permisos y/o licencias que dieron origen a la licencia de construcción de obra nueva para dicho proyecto.

Otro lo de puntos del acuerdo aprobado fue rechazar la emisión de todas y cada una de las autorizaciones, anuencias, permisos y/o licencias que deriven o que se apoyen en la licencia de construcción, y su nulidad.

Sin embargo, el 27 de septiembre de 2018 el entonces director general de Desarrollo Urbano expidió una nueva licencia de construcción, con vigencia del 27 de septiembre de 2018 al 27 de septiembre de 2020.

“En tan solo seis días nuevamente, de manera arbitraria, sospechosa y bajo su deficiente criterio (Hammeken Arana) fundamentó, argumentó y motivó sobre las circunstancias de este proyecto, y de manera irresponsable le fue expedida (a la empresa) la licencia de construcción, sin tan siquiera permitir que conozcamos y opinemos como integrantes del Cabildo”, refirió Castillo Acosta.

Comentarios

Load More