Bank of America prevé caída de hasta 10% en el PIB de México

Sucursal de Bank of America en Estados Unidos. Foto: Google Maps Sucursal de Bank of America en Estados Unidos. Foto: Google Maps

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Bank of America recortó su previsión de crecimiento para México de -8% a -10% para el presente año, mientras que para el 2021 estima una recuperación más lenta, con una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) ubicada en 2% desde el 4.5% previsto anteriormente.

De acuerdo con el banco de inversión, “el estímulo fiscal y monetario en México no está sentando las bases para una recuperación rápida. El estímulo fiscal para ayudar durante la emergencia económica es inferior al 1% del PIB”.

Bank of America matizó que el apoyo más grande para contener los efectos de la pandemia provino del Banco de México (Banxico) con otorgar liquidez a las pequeñas y medianas empresas, mientras que destacó que la tasa de interés del banco central aún se encuentra relativamente alta (en 5.50%).

De acuerdo con la firma, las decisiones de la administración actual siguen siendo perjudiciales para los privados.

México se desplomará 34% en el segundo trimestre: Bank of America

Como ejemplo, puso la decisión de la Secretaría de Energía de dar marcha atrás a la producción de energía renovables por lo que consideró que “las medidas contravienen la legislación desde la reforma energética y frenar la participación privada en el mercado eléctrico, consolidando la generación en el servicio público”.

La institución financiera agregó que el cambio nocturno en las reglas de la electricidad pone en peligro la viabilidad de las inversiones privadas en curso.

Juez suspende de forma definitiva acuerdo de Cenace que frena a centrales de energía renovable

Bank of America advirtió que la incertidumbre es alta en torno a las previsiones económicas como el desarrollo en el aspecto de salud.

“Creemos que existe incertidumbre con respecto a qué tan profunda puede caer la economía y qué tan débil será la recuperación. Estamos más preocupados por esto último, ya que no hay estímulo político, el clima es antiempresarial y una respuesta pobre a la emergencia sanitaria retrasarían inversión y posible consumo, lo que hace que la recuperación sea débil”.

Comentarios

Load More